19 septiembre 2016 Tecnología

Driving in Torrential Rain Just Got Easier

La presencia de lluvias intensas durante los periodos primaveral y otoñal hace que sea muy difícil conducir con seguridad. En lugar de disfrutar de lluvias constantes pero suaves, el clima mediterráneo propicia grandes aguaceros en muy poco tiempo. Estas lluvias torrenciales hacen que las carreteras y en general, cualquier trayecto, se convierta en toda a una aventura digna de un buen SUV, en la que las inundaciones de pasos subterráneos son bastante comunes.

Pero una de las cosas más peligrosas es la falta de visibilidad que se produce cuando cae una gran cantidad de agua en poco tiempo. El uso de limpiaparabrisas y de las luces es fundamental para poder ver lo que tenemos delante y también, que el resto de vehículos nos vean. Para ello se cuenta en el coche elementos que debemos utilizar bien. Pero a estos se han añadido tecnologías que ayudan a que funcionen de una manera más eficiente, y es conveniente, sobre todo en las zonas mediterráneas, que el coche que vayamos a comprar las equipe.

consejos_conduccion_bajo_lluvia

Muchos coches cuentan ya con un funcionamiento automático en luces y limpiaparabrisas, que regulan de forma automática la intensidad del barrido para mantener la visibilidad y realiza cambios en el haz de luz para aumentar su eficiencia. En el caso de los Ford, se han implementado estos sistemas, para aumentar la seguridad mientras se conduce en esos momentos con lluvia abundante.

El Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa de Ford funciona a través de la actividad del limpiaparabrisas y dependiendo de la manera de funcionar de este ajusta la intensidad de la luz, la anchura del haz y evita los destellos que podrían afectar a los coches que circulan de frente. Para realizar estos ajustes, también utiliza otras mediciones, como la luz ambiental o la intensidad del tráfico, para conseguir el funcionamiento más ajustado en cada momento.

Como ocurre desde hace varios años, la tecnología se aplica en la automoción para hacer más segura la conducción y ofrecer una mejor experiencia al hacer algún trayecto, aunque haya una tormenta repentina. Y, aunque se cuente con este tipo de tecnología en el coche, hay que extremar las precauciones, siempre. Es mejor incluso parar en un lugar seguro si la lluvia impide la visibilidad y continuar la marcha cuando haya pasado lo más grande del chubasco.

Fuente | Ford


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *