12 enero 2017 Industria, Todoterrenos / SUV

161220_Jeep_Grand-Cherokee-Summit_02

Parece que el foco de la actualidad continúa centrado en las marcas de automóviles, cuando no es por Trump es de nuevo por emisiones, eso es lo que afirma la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos que acusa directamente a Fiat-Chrysler (FCA Group) de trucar las emisiones de más de 104.000 vehículos diesel. Según la agencia medioambiental la firma italiana habría instalado un software para controlar las emisiones a la hora de realizar las pruebas.

De momento desde la Agencia de Protección Ambiental (EPA) están investigando este caso, con lo cual hay que ir con cautela, pero parece que los modelos afectados serían sólo dos: el Jeep Grand Cherokee y el Dodge Ram 1500, ambos con el motor diesel 3.0 y todos ellos vendidos en EE.UU. Eso sí, según el organismo americano, afecta a las unidades vendidas en 2014,2015 y 2016.

De momento desde Fiat han negado dicha manipulación y se han ofrecido a colaborar con el organismo americano para esclarecer cuando antes los hechos, Marchionne ha dado una rueda de prensa y niega por completo que exista ese software y dice sentirse “decepcionado” con la EPA con la cual han colaborado en todo momento. Aunque hoy mismo se ha suspendido la cotización en bolsa de las acciones del grupo automovilístico tras una fuerte caída del 16%, así que habrá que esperar a ver en que acaba todo esto, aunque personalmente opino que hay que ser cauto puesto que desde el famoso escándalo de emisiones de Volkswagen, ha habido muchos titulares al respecto de otros fabricantes que también habrían trucado las emisiones de sus coches y finalmente ahí se han quedado. Aclarar también que la investigación sólo afecta a esos dos modelos y al mercado americano.

Fuente | FCA MEDIA


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *