24 diciembre 2011 Eléctrico, Seguridad

Los problemas con las baterías de los coches eléctricos siguen sin solución de continuidad. Ahora es el mismo proveedor de las baterías del Fisker Karma el que comunica que ha encontrado un problema bastante grave que pone en peligro a los pocos Karma entregados.

A123, quien provee las baterías a Fisker, ha comunicado la noticia hace cuestión de minutos. Parece que han detectado una filtración del refrigerante de las baterías sobre la misma batería, lo cual podría provocar un cortocircuito. El asunto ha sido calificado como bastante grave por A123; imagínate lo que una gota de cualquier líquido podría hacer sobre todo un entramado de baterías de litio y sus contactos con el motor eléctrico del coche.

La compañía proveedora informa que ha comenzado a reparar el problema encontrado en unos 50 vehículos, mientras que Fisker aún no ha emitido ningún comunicado oficial. Si esto va a dañar las relaciones comerciales entre A123 y Fisker o a retrasar la producción del Karma que va a un ritmo de 25 unidades por día, no se sabe; pero cosas como estas debilitan aún más la confianza que el público tiene sobre los vehículos eléctricos.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *