16 noviembre 2012 Coupés, Industria

Ford pretende que el próximo Ford Mustang sea un coche global, por lo que también lo veríamos en Europa bajo la forma de un nuevo rediseño, ya sea adaptado especialmente al mercado europeo o en el amplio sentido de la palabra “global”, tanto para EEUU, como para el resto del mundo. Se tenía la idea de que el Ford Evos Concept sería el candidato perfecto para un coupé europeo. Hasta ahora.

Todo se irá al garete gracias al consejo del presidente de Ford, quien ha rechazado al coupé para ser producido. Alan Mulally ha dicho que el mercado europeo es, de momento, demasiado incierto y que no ofrece las suficientes garantías como para lanzar el mencionado coupé.

En cuanto a una posible nueva generación del Mustang llegando a Europa, el futuro también es incierto. Si bien el brazo europeo de Ford ha pedido un coupé representativo de la marca (que hubiera sido el sucesor del Evos que acaba de rechazar Mulally), no creen que el Mustang sea bienvenido en el viejo continente, con unas cuotas de mercado reducidas para este tipo de coupés.

Al menos por unos años más, habrá que conformarse con los Fiesta y Focus ST como únicos exponentes con más nervio de la marca americana. Esto será hasta que mejore la situación económica o hasta que Ford Europa y los cuarteles generales en EEUU se pongan de acuerdo sobre la conveniencia de un coupé deportivo; ¡necesitamos otro Capri!

Vía | Inside Line


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *