24 septiembre 2010 Industria, Pick-up

Ford F-150 EcoBoost

Parece mentira, pero uno de los vehículos que más satisfacciones (y motivos de festejo) le ha dado a Ford en América es su pick-up F-150, que ahora enfrentará uno de los más duros desafíos, además de encarar unas pruebas de resistencia que Ford planea para próximos días.

La primera prueba a la que nos referimos es la inscripción de una unidad en la célebre Baja 1000, una de las carreras desérticas más famosas del mundo. Ford prepara para la ocasión una de sus nuevas F-150 EcoBoost que sólo tendrá la preparación de seguridad para la carrera, ya que se asegura que el motor V6 3.5 no se tocará. Ford asegura también que el motor ha sido elegido aleatoriamente de la línea de producción.

La pick-up F-150 “afortunada” tendrá que enfrentar nada menos que 1.000 kilómetros de desierto en la península de Baja California. Con larguísimos tramos a todo gas y las capacidades de chasis y suspensión llevados al límite, Ford (acostumbrada últimamente a estas pruebas de resistencia en sus vehículos) espera demostrar porqué sus pick-up los puede llevar nuevamente al primer sitio en ventas en EEUU de este tipo de vehículos.

Por otro lado, otras unidades similares tendrán que enfrentar más pruebas y una de las más duras será el remolque de dos coches de la NASCAR, durante 24 horas seguidas, dentro de un óvalo. Al finalizar, se desarmará el motor al completo y los ingenieros verán el grado de desgaste de los componente internos. Parece que en Ford se han tomado a la nueva F-150 EcoBoost muy a pecho.

Vía | Motor Trend


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *