10 enero 2017 Conceptos, Eléctrico, Tecnología

Mercedes-Benz Generation EQ (1)Mercedes-Benz Generation EQ

El Generation EQ de Mercedes es el precursor de una generación completamente nueva de automóviles con propulsión eléctrica por batería. Se trata de un prototipo con la estética de un SUV coupé deportivo cuya zaga recuerda por sus rasgos a la de un Shooting Brake. La nueva generación de vehículos eléctricos se basará en una arquitectura común, desarrollada específicamente para la propulsión eléctrica por batería. La arquitectura básica es idónea para SUVs, berlinas, coupés y turismos con otros tipos de carrocerías. La estructura del vehículo se basa en una combinación de varios materiales, formada por acero, aluminio y fibra de carbono.

Su aspecto exterior destaca por tener unas líneas fluidas y muy aerodinámicas. Para lograr una baja resistencia al aire, el Generation EQ cuenta con elementos como los limpiaparabrisas ocultos, juntas apenas perceptibles, la sustitución de los retrovisores exteriores por cámaras o la ausencia de las manillas convencionales en las puertas. En el diseño exterior llaman la atención el capó negro brillante, el parabrisas y el techo panorámico tintado oscuro, la pintura de color Alubeam plata, las grandes llantas de aleación de 21″.

Un elemento distintivo del Generation EQ es la parrilla frontal “Black Panel”, componente con acristalado de una sola pieza donde se integran la estrella Mercedes iluminada en blanco y los faros LED blancos de alta luminosidad. Componentes iluminados de LED y fibra óptica en color electric blue recrean la parrilla delantera característica de mercedes. En la parte posterior, las luces traseras también están integradas en el “Black Panel” enmarcados por un elemento de LED y fibra óptica en electric blue que cambia a rojo durante la marcha y ejerce así la función de piloto trasero. La estrella de Mercedes en el centro de la zaga está iluminada en color blanco de forma similar a la del frontal.

Mercedes-Benz Generation EQ (3)Mercedes-Benz Generation EQ

En el interior se adoptan elementos vanguardistas reflejado sobre todo en una interfaz de usuario completamente nueva de fácil uso y que renuncia a interruptores y teclas convencionales. Una excepción es el mando característico de Mercedes para el ajuste eléctrico de los asientos. La pantalla TFT “widescreen” de 24″ de alta definición ofrece en el campo visual del conductor todas las informaciones relevantes como velocidad, autonomía, datos del recorrido e informaciones para la navegación, incluyendo mapas de carreteras.

En dos de los tres radios estrechos del volante se han previsto Touch Controls, integrados en visualizadores OLED (OLED = organic light emitting diode o diodos luminosos orgánicos). Estos componentes muestran iconos y símbolos en los menús correspondientes. Gracias a la función táctil, el conductor puede navegar por los distintos menús y confirmar su selección con un simple clic.

El lateral de los asientos está tapizado en color blanco luminoso. Están perforados en forma de lluvia de píxeles a través de los cuales se ve el fondo de partículas en oro rosa. El tapizado de la sección central de los asientos en color deep-brown con pespunteado en original efecto de placas de circuito impreso genera un llamativo contraste. En los respaldos de los asientos delanteros están integrados las pantallas TFT del equipo de entretenimiento para las plazas traseras.

Mercedes-Benz Generation EQ (6)Interior del Mercedes-Benz Generation EQ

El Generation EQ cuenta con dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el eje trasero, y la batería está integrada en el suelo del vehículo. Ambos motores eléctricos generan una potencia de 300 kW en la versión más potente y un par motor máximo de hasta 700 Nm. Tiene tracción integral eléctrica con distribución variable del par entre los dos ejes. Acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos y alcanza una autonomía de hasta 500 kilómetros.

La recarga de las baterías se realiza por inducción o conectándolo a un wallbox. También está preparado para la carga rápida que se introducirá en breve mediante el Combined Charging System (CCS). El estándar europeo de recarga hará posible una carga rápida con una potencia mucho mayor que la habitual en la actualidad. Hoy en día es posible una potencia de carga de 50 kW o, en algunos casos, hasta 150 kW. A medio y a largo plazo está previsto operar con una potencia de carga de hasta 300 kW. De esta manera sería posible acumular en sólo cinco minutos la electricidad necesaria para recorrer 100 kilómetros.

Dispone de la tecnología Car-to-X, con la que le permite intercambiar información con la infraestructura y con otros vehículos. Una información de gran utilidad para el conductor es la existencia de puntos de carga en su entorno. También cuenta con la plataforma de información cartográfica de HERE. Esta interfaz digital muestra la vista urbana en 3D de gran detalle y con un diseño vanguardista. Con su ayuda es posible destacar en el mapa restaurantes, tiendas o atracciones mediante la búsqueda de puntos de interés.

Fuente | Mercedes-Benz


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *