28 diciembre 2011 Industria

Hace algunos meses atrás el mundo asistía con asombro a las graves inundaciones que devastaban a Tailandia y a gran parte de su industria, dejando un resultado sobrecogedor de más de 700 personas muertas o desaparecidas a la par de ser el peor fenómeno natural que el país tuvo que soportar en los últimos 70 años.

Entre todo el daño ocasionado a nivel industrial, se cuenta cierta cantidad de fábricas japonesas que operan en Tailandia, de diversos bienes de consumo. Y entre ellas, se encuentra la planta de Honda ubicada en la provincia de Ayutthaya, en el centro del país, planta que sufrió daños considerables y en la cual 1055 vehículos resultaron dañados.

Si estás pensando en que todos esos coches, la mayoría de ellos son modelos urbanos y sub-compactos, pueden ser reparados si Honda quisiera, pues la verdad es que tienes razón. El problema es que existía cierto temor de que Honda fuera a reparar todos estos vehículos para ponerlos a la venta, a lo cual la propia marca ha respondido destruyendo públicamente todos los coches.

No solamente Honda tuvo graves daños y cuantiosas pérdidas con las inundaciones tailandesas; Toyota tuvo que retrasar las entregas del Prius y del Camry, Apple ha sufrido escasez de piezas para sus dispositivos y Western Digital nos hizo temer a todos de que los discos duros para ordenadores alcanzarían precios estratosféricos en el 2012.

Vía | Photo Blog


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *