12 septiembre 2011 Hidrógeno, Tecnología, Todoterrenos / SUV

El hidrógeno no ha sido abandonado como combustible alternativo, sino todo lo contrario. Y marcas que no son del primer grupo, como Hyundai, han comenzado ya a experimentar con modelos que creo que marcarán más tendencia que los coches eléctricos.

El Hyundai Tucson FCEV es por fuera un SUV como cualquier otro, no hay ningún rediseño ni innovación que acompañe a su célula de combustible. Hyundai dice que la célula de 100 Kw es del mismo tamaño que el motor 2,4 de un Tucson a gasolina. Sin embargo, tanto el motor como la célula de combustible están ubicados en el vano motor, mientras que la batería está bajo el piso del vehículo. El depósito de hidrógeno está ubicado atrás y almacena 144 litros de hidrógeno a 700 bar.

En la práctica, el Tucson a hidrógeno es un poco menos potente que el modelo de cuatro cilindros a gasolina. Entrega 134 caballos, el equivalente a unos 100 Kw, la potencia máxima del motor. Sin embargo, los kilómetros recorridos con una sola carga de hidrógeno son de más del doble que lo que se ha medido en motores a gasolina, según los datos de la marca coreana.

Los problemas que enfrenta el Tucson son los mismos que los demás vehículos a hidrógeno que ya os hemos mostrado por aqui. La inexistente infraestructura y un precio que se dice que no bajará de los 40.000 euros, para un modelo como el Tucson FCEV.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 septiembre 2011
  2. El Hyundai Tucson Fuel Cell Electric Vehicle y el primer viaje exitoso a través de Europa 7 mayo 2012
  3. El Hyundai Tucson Fuel Cell Electric Vehicle y el primer viaje exitoso a través de Europa - La Isla Buscada 7 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *