15 julio 2010 Curiosidades, Superdeportivos

james-may-veyron.jpg

Como una broma interna entre los tres conductores/animadores de Top Gear, siempre se había dicho que James May era el más lento y cauteloso de todos a la hora de probar coches. Pues parece que al volante del Veyron, toda su cautela se esfuma, porque al igual que con el Veyron original, May lo ha llevado casi al límite.

El presentador ha cronometrado 414 km/h, no mucho más que la velocidad máxima lograda por el Veyron de primera generación, pero más cerca de lo que ha logrado el piloto profesional de pruebas de Bugatti. Y la verdad es que si James May llega a ser el más lento de los tres, cómo será el “más rápido”, ya que hasta ahora, ni Clarkson ni Hammond han podido (¿o no habrán querido?) subirse al Super Sport.

Por cierto, éste capítulo de Top Gear sí quisiera verlo, pero no es seguro que salga en la tele pronto, ya que la marca fue utilizada para un reportaje de la revista de TopGear del mes de agosto.

Vía | Motorward


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *