18 febrero 2011 Deportivos, Industria

A pesar de que Lotus está rodeada por todos los frentes de marcas de la competencia que ofrecen coches más potentes y más rápidos (aunque mucho más caros), la compañía de Hethel sigue fiel a la filosofía creada por Colin Chapman de que además de caballos, un deportivo necesita poco peso y un chasis bien equilibrado. El Lotus Elise Club Racer es la última actualización de uno de los muy pocos coches británicos que valdría la pena por mucho menos que el euromillón en el bolsillo.

Con la reducción de peso en mente, los chicos de Lotus se las arreglaron para restar 24 kilos más de peso al Club Racer, descargando el tren trasero. Otro agregado importante de este nuevo Elise es la incorporación del DPM (Dynamic Performance Management), presente desde hace poco en todos los modelos del Elise (¡y es gratis!), un sistema electrónico de estabilidad que gobierna a varios sub-sistemas de dinámica, frenado y tracción, y que en este modelo incorpora el modo Sport.

El Club Racer sigue usando el mismo motor de 1.6 litros de siempre, de 140 caballos, pero esta vez con menores consumos y menores emisiones, algo que seguramente traerá sin cuidado a quien quiera comprarse el modelo. Presenta además mejoras en suspensión, con nuevos resortes y amortiguadores, con una nueva barra anti rolido.

Y la verdad es que el valor de este Elise es bastante competitivo contra lo que vemos hoy cuando revisamos listas comparativas de precios: por unos 35.000 Euros en Inglaterra ya te inicias en el, fascinante creo yo, mundo de Lotus.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *