29 marzo 2012 Industria

Las marcas de vehículos caros, como la inconfundible Mercedes-Benz, no son ajenas a la crisis. La bajada general de ventas se ha hecho notar también para ellos, aunque deben mantener una imagen de un alto perfil; por ello, no anuncian subidas o bajadas de ventas de manera regular en sus partes de prensa.

Sin embargo, se sabe que Mercedes-Benz tiene un plan de simplificación de aqui al 2015, en donde solamente ofrecerán berlinas, compactos, cabríos y coupés sobre dos plataformas en lugar de cuatro, como hasta ahora (o ¡15! en 1995). Al mismo tiempo, el número de variantes en toda su gama se incrementará a más de 30, muy al estilo Audi.

Las dos plataformas serán la Front Wheel Architecture (FWA) y la Rear Wheel Architecture (RWA). La primera, solamente reservada para los modelos compactos con tracción delantera, como los Clase A y los Clase B. La segunda, será utilizada para el resto de todo su catálogo, mientras que las plataforma comerciales o la de los SUV de la Clase G permanecerán completamente separadas del resto.

Otro punto decisivo en esta suerte de reestructuración futura de Daimler, será sacar la producción de Europa, a países emergentes, tal como en estos momentos intentan hacer muchas otras marcas. En el caso de Daimler, los destinos escogidos fuera de Europa se llevarán más del 50% de la producción de la marca para el año 2020.

Me pregunto si estos cambios de países en cuanto a fabricación, no irán a repercutir negativamente sobre la calidad general que uno espera de Mercedes-Benz.

Vía | Autoweek


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Xoan

    A donde vamos en Europa, quien va a comprar los coches si la gente se queda sin trabajo. Si todos llevan la producción para otro lado y los puestos de trabajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *