12 mayo 2008 Superbikes

Genial última vuelta del nipón en su segunda carrera ayer en Monza. Con unas trazadas y frenadas tremendamente defensivas, situándose todo el giro entre los dos primeros, recurriendo a su experiencia de viejo zorro de la competición y enseñando los galones para salir de la última curva a meta de forma magistral; por el sitio, sacrificando el paso por la Parabolica para lanzarse y llegar el primero.
Y todo a pesar de que luego comentase que en la última vuelta se quedo totalmente en blanco:

“En la última vuelta iba pensando en lo que debía hacer para ganar, estaba en blanco pero cuando crucé la línea no podía creer en la mínima ventaja, 0.009 segundos. Monza es muy especial para mi, es nuestro circuito de casa y durante la última semana he estado pensando que debía ganar”

Como curiosidad de la carrera: destacar que seguramente muchos aficionados, los que vieron la retransmisión por Telecinco2, habrán tenido que quedarse con las elucubraciones de Dennis Noyes y J.A Ochoa, que aunque con buena fe, no consiguieron dar con la causa de la humareda proveniente de la moto de “Nitro” Haga, y al parecer en el momento en el que las cámaras enfocaron las motos de los pilotos que hacían podio, y se centraron -muy apropiadamente- durante unos segundos en los daños, los comentaristas no estaban atentos al monitor.

Pero como este, es uno de esos pequeños detalles con los que a los motomaniacos se nos pone la mosca del “que habrá sido” detrás de la oreja, lo contamos brevemente para los que no estuvieron observadores:

HUmoHaga3.jpg

Resulta que durante las primeras curvas de la décima vuelta, el extremo del guardabarros trasero del nipón, bien por un toque con Neukirchner , mal montaje o desgaste alguno, se desprendió y comenzó a friccionar con la cubierta, provocando una tremenda humareda y que, por el resultado, parece ser no ocasionó ningún problema de rendimiento a su Pirelli.

Pues bien, aclarada esta anécdota para los aficionados mas nerds, resulta que para uno de nuestros pilotos; Fonsi Nieto, fue algo mas que una insignificante humareda, como explica en estas declaraciones:

“En la segunda estaba en el grupo de cabeza pero cuando la moto de Haga ha empezado a sacar humo, pensaba que era aceite y me he desconcentrado. Ha sido una lástima porque pude haber subido al podio”.

Aunque era una carrera propicia a las roturas y todos los pilotos tenían que estar más pendientes, tanto de sus motos, como las de los demás; parece ser que el guardabarros de Haga hizo las veces de filtro, para separar a los pilotos valientes, ávidos de victorias, de los que no están tan dispuestos a correr tantos riesgos.

Declaraciones | Motociclismo
Vídeo | YouTube


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *