24 julio 2012 Honda, Scooter

Durante el Honda Day celebrado en el Circuit de Catalunya, mientras se disputó la prueba del CEV que tenía lugar allí, el equipo de Plusmoto.com pudo probar la Honda Integra por cortesía del concesionario Control 94.

En ésta ocasión nos acercamos a una de las megascooters que han salido a la venta en éste año 2012, pero ¿es verdaderamente una megascooter o no? Os preguntaréis el porqué de ésta pregunta, y es que la Integra lleva una moto escondida dentro.

Para ponernos en situación que mejor que introducirla. Es un vehículo de 670cc y 237kg verificados con todos los líquidos, desarrolla unos 51,7cv, con la mayor configuración aunque también se vende limitada a 35kW, para aquellos que cuenten con el carnet A2, lo que traducido a nuestro lenguaje son 47cv.

Se trata de un motor de carrera larga 73mm, pensado para ser muy útil en bajas revoluciones, ya que así aumenta su par, consiguiéndose así ser muy lógica para el uso urbano. Además su mantenimiento será a largo plazo ya que las revisiones las hace cada 12.000Km, una auténtica eternidad y el cambio de bujías cada 48.000km.

Cuenta con una transmisión doble embrague DCT, de seis velocidades, en la cual se ha estudiado la velocidad media que el mercado objetivo suele llevar para asegurarse así de una buena elección de la curva de potencia. Éste sistema lo que hace es engranar la siguiente marcha antes de que sea seleccionada, de ésta manera se realiza un salto entre embragues, existe uno para marchas pares y otro impares, y al estar ya engranado no se producen perdidas de potencia, obteniéndose una aceleración lineal.

Además entre sus virtudes está, que su ordenador estudia nuestra forma de conducir intentando entender como conducimos, ajustando las revoluciones a nuestro estilo, para que se de esto tendremos que tener puesto el modo D (Drive) o el S (Sport), en el que no corta encendido, existiendo también el modo MT (Manual), en el que podremos apretarle la oreja hasta llegar al final, comentar que el cambio se realiza desde la piña izquierda donde tenemos dos botones, uno para subir marcha en la parte delantera (accionamos con el índice) y otro para reducir en la parte que queda junto a nuestro pulgar. El mando para cambiar entre los diferentes modos se encuentra en la piña derecha.

El chasis de doble viga tubular de aluminio con configuración en diamante, que es compartido con la NC700X y la NC700S, esto es la nueva moda para minimizar costes algo necesario en el mundo en el que vivimos actualmente. Junto con las suspensiones y las llantas de 17”, le dan un carácter no sólo urbano, ya que se ideó pensando también en el posible uso rutero o de viaje corto.

Además la Honda Integra cuenta con el C-ABS entre su equipamiento, algo que cada día es más vital y que sobretodo ayuda a aquellos que se acaban de incorporar al mundo de la moto, aunque no hay que olvidar nunca su importancia en caso de emergencia, como ya vimos en el video que publicó Kymco.

Por si estáis pensando en compararos éste modelo, no olvidéis que ahora viene con el Top Box de regalo, algo que no le viene mal porque no es que se caracterice por tener mucho espacio bajo el asiento.

Los Honda Days son una ocasión estupenda de acercarse a un montón de modelos, queramos o no comprarlos, simplemente podemos probar sus prestaciones y recibir asesoramiento sobre los modelos más comerciales de Honda.

Fotos | Alejandro Batán (Plusmoto.com)


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 julio 2012
  2. Honda Integra: la prueba (II) 25 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *