11 diciembre 2013 Rally

joan barreda dakar3

El piloto Joan Barreda sigue preparándose para el Dakar 2014, afinando sus músculos para la cita más dura del mundo del rally. Además, ahora se entra en la fase decisiva de su preparación física, mental y nutricional para llegar en un excelente estado de forma a esta edición.

La preparación física de un piloto de raids en una competición como el Dakar 2014, en el que se recorrerán 8.734 kilómetros (5.228 cronometrados) en sólo 13 días y con cuatro últimas jornadas decisivas, requiere una preparación física, mental y nutricional estudiada hasta el más mínimo detalle para que todas las piezas encajen y fluyan cuando el piloto esté inmerso en plena disputa.

joan barreda dakar2

Jordi Zaragoza es el encargado de poner a punto toda esta maquinaria para que el cuerpo de Joan Barreda funcione como un reloj de alta precisión. El preparador físico y nutricionista del piloto ha trabajado a lo largo de todo el año para crear una buena base física gracias a un calendario de competición más desahogado.

Barreda terminó hace un mes un programa para ganar masa muscular y aumentarla en cinco kilos porque en el Dakar se comienza a perder a partir del quinto o sexto día de competición. Después entró en una fase de reacondicionamiento del músculo para el trabajo que se impone en el rally y ahora se encuentra inmerso en la etapa final en la que toca afinar los músculos con series cortas, pero con mucha intensidad, para sentirse suelto y ágil.

El objetivo principal es mejorar la recuperación, especialmente después de estímulos muy intensos, para acostumbrar al cuerpo a la sobrecarga que va a llevar en el rally más duro del mundo. Un entrenamiento de calidad, donde prima la intensidad en momentos determinados seguidos de entrenamientos menos intensos que aportan la información al tejido muscular para que se adapte a los estímulos más específicos.

Al esfuerzo físico sobre la moto, donde trabajan todos los músculos pero sobre todo cuadriceps, glúteo mayor, cuadrado lumbar, pectoral mayor y tríceps, hay que añadir el trabajo mental para fomentar la resistencia al agotamiento por causa emocional o psicológica. Un ejercicio muy importante es el enfoque, porque el piloto del Team HRC debe bajar constantemente la mirada unos 40 centímetros para leer los instrumentos de navegación en la competición. El bajar y subir constantemente la cabeza cansa mucho la vista y también mentalmente, por eso cada noche Jordi Zaragoza trabajará con Barreda para descargar la musculatura suboccipital y el cráneo para aliviar esas tensiones.

joan barreda dakar4

La nutrición del piloto AMV comienza a variar estos días porque es el momento de probar las barritas, geles y batidos que utilizará en el Dakar, además de reflorar su tubo digestivo tomando cada día un probiótico en ayunas.

Declaraciones de Joan Barreda:

A lo largo de toda la temporada trabajamos mi físico, de manera que, progresivamente, nuestra potencia, resistencia, musculatura y flexibilidad vayan en aumento. Lo hacemos, siempre pensando en el Dakar, y además, preparando la cita más cercana en el calendario. Ahora, es el momento de sacar el máximo partido al trabajo realizado a lo largo de todo el año. Las condiciones físicas las tenemos, pero debemos depurar el potencial y potenciar una de las claves más importantes para realizar un buen Dakar: la resistencia.

A la vez, debemos sintetizar todo el trabajo y adecuarlo a la prueba más dura del año. Jordi [Zaragoza], tiene controlado, al detalle, cualquier factor relacionado con la dieta y mi estado físico. Desde la reacción de los músculos a un ejercicio determinado hasta la digestión adecuada de un alimento concreto. En una carrera como el Dakar, estos detalles pueden marcar la diferencia.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *