7 abril 2016 Superbikes

torres

El equipo Althea BMW Racing del Mundial de Superbike ha disputado un test de dos días en el Circuito de Jerez para trabajar con el desarrollo de sus respectivas máquinas, las BMW S1000RR de Jordi Torres y Markus Reiterberger, así que los dos pilotos han podido trabajar en la pista andaluza.

Al parecer Torres ha trabajado sobre todo en el tren trasero, mientras que Reiterberger no ha tenido unos días fáciles a causa de dos caídas. Pero ambos han dado pasos hacía delante para mejorar sus motos y poder pelear con los hombres de cabeza del campeonato, las Kawasaki de Rea y Sykes; y las Ducati de Davies y Giugliano.

Ha sido un test rápido, después de terminar la prueba en Motorland Aragón, recogían la infraestructura y se trasladaban hasta la pista de Jerez, donde veíamos como las BMW saltaban al trazado para trabajar de cara a la siguiente prueba del campeonato del mundo de Superbike.

reiterberger

Declaraciones de Torres:

Ayer pudimos rodar desde la una hasta las seis de la tarde. Estuvimos haciendo pruebas de geometría y cambiando las longitudes de la moto para ver qué sensaciones e información nos daba. Es importante porque durante los fines de semana hay poco tiempo y este tipo de pruebas no se pueden hacer. Así nos podemos anticipar a las reacciones de la moto cuando vayan surgiendo problemas durante un fin de semana de competición.

Hoy hemos probado unos links para la parte trasera, porque todavía se mueve mucho. Se han probado varias soluciones diferentes y la hemos hecho más estable. ¡De hecho, he podido derrapar, he podido hacer curvas y salir con la moto cruzada, que es algo que hasta ahora era imposible!. Ayer mejoramos el apoyo del tren delantero y podía trazar con más angulos, pero nos hubiera ido bien un día más de test porque cuando mejora una parte empeora la otra, aún no hemos conseguido un buen equilibrio.

Fuente | WorldSBK


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *