17 septiembre 2007 MotoGP

lorenzo3

El piloto mallorquín, Jorge Lorenzo ha tenido que pagar una multa de 5.000 dólares por unos gestos que no han gustado nada a los mandamases del mundial y que protagonizo durante los entrenamientos del Gran Premio de Estoril.

Primero tuvo un roce con uno de sus enemigos más conocido, ya que con Héctor Barberá mantiene una relación de enemistad desde que compartieron equipo.

Después tuvo sus más y sus menos con Marco Simoncelli al cual le lanzo una patada desde su moto, uno de los gestos que más han importado a la hora de castigar al joven piloto.

Parece que Lorenzo aún tiene ese genio que en el pasado tantos problemas le ha provocado, quizás ha intentado cambiarlo pero en situaciones con mucha presión y stress no puede aguantar y le vuelve a salir aquella forma de ser y actitud que en el pasado era tan normal y que tantos disgustos le ha dado.

Vía | Marca


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *