31 diciembre 2011 125cc

El último año de esta categoría en el campeonato del mundo no ha podido acabar mejor. En una categoría en la que históricamente hemos logrado más títulos de campeones, el titulo no se podía escapar. Y mas cuando tras luchar el año pasado Nico Terol, Marc Márquez y Pol Espargaró por el titulo, los dos últimos se iban a Moto2.

Esto dejaba al piloto valenciano como el claro favorito a la victoria final. Pero si alguien piensa que eso iba a ser fácil, se equivoco, porque hasta la ultima carrera de Valencia, el titulo estuvo en juego, ya fuera por errores mecánicos (el famoso tornillo de Brno), o por propios. Fue, como se dijo muchas veces un campeonato de Nico contra si mismo.

Tras marcar la pauta durante toda la temporada, el piloto de Alcoy no dejo escapar la primera victoria en Catar. Repitió en Jerez y Estoril, en las que se vio que el único que parecía que le podía incordiar era Johan Zarco. En Francia, un sorprendente Viñales le robó la cartera en la ultima curva, pero en Montmeló no perdonó.

Bajo el agua de Silverstone, no arriesgó, pensando mas en el campeonato que en arriesgar una caída. Pero en Assen se fracturó un dedo en los entrenamientos, y como llevaba una buena ventaja, prefirió no correr. Ganó de nuevo en su regreso, en Italia y en Alemania fue cuarto. En Brno tuvo un problema mecánico que le hizo abandonar, pero en las tres siguientes se rencontró con la victoria. Indianápolis, San Marino y Aragón le vieron en lo más alto del podio.

Cuando ya tenía todo para coronarse campeón, llego el periplo Asia-Pacifico, en el que todo salió mal. En Japón se equivoco con los neumáticos, en Australia no pasó del cuarto y en Malasia estuvo a punto de irse al suelo, y bastante que salvó la caída. En Valencia, en casa y sin apenas dormir por los nervios, consiguió el titulo tras la única caída de Zarco en todo el año.

Entre lo mejor del año, no puede faltar el rookie. Que Maverick Viñales es bueno, lo sabemos todos. Pero que en su primer año en el campeonato del mundo, logre cuatro victorias cuando no se conoce ni los circuitos… es de crack. Es la muestra de que el CEV es una autentica cuna de campeones. Otro que nos sorprendió es Zarco. Si, hizo alguna tontería, pero hay que reconocer que el chaval ha tenido opciones hasta la última carrera de amargarnos el titulo. Folger también se llevo una victoria, y Salom, que fue repescado por el equipo RW también destacó en algunas carreras.

El año que viene con las nuevas Moto3, todo será distinto. Nuevas motos, sin referencias para nadie, harán que este campeonato sea una incógnita para todos. Pero lo que es seguro es que seguiremos vibrando con estos jóvenes pilotos, que van a saco para lograr demostrar al mundo que pueden ser las próximas estrellas del motociclismo mundial.

Fotos | motogp.com


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *