27 noviembre 2011 Eventos, KTM, Triumph

Seguimos con lo mejor que ha dado el EICMA de Milán, hoy con las novedades de dos marcas europeas, la británica Triumph y la austriaca KTM, que ofrecieron varias motos de lo más interesantes.

Los chicos de Triumph, llevaron a Milán tres nuevos modelos. La Tiger Explorer 1200, la Speed Triple R y la Bonneville T100 Steve McQueen Special Edition, mientras que KTM llevaba las Duke 200 y 690, las Freeride E y 350, una 690 Enduro R la supermotard 690 y la nueva Superduke 990R.

La Explorer 1200 es la nueva moto para competir en el segmento de la BMW R1200 GS, que hoy por hoy es la reina de ese mercado. Cuenta con un nuevo motor tricilindrico basado del de la Tiger 800 pero lógicamente, aumentado de cilindrada.

Con unos buenos 137cv asegura que no se quedara corta en lo que a potencia se refiere. Su transmisión final es de cardan, dentro de un basculante monobrazo. Lleva de serie control de velocidad, de tracción y ABS desconectable. Se ofrece con dos alturas de asiento disponibles, con una plaza para el pasajero más que aceptable. También incluye rueda delantera de 19” y trasera de 17”, toma de corriente e instrumentación analógica con ordenador de a bordo, y por supuesto, se ha pensado en una extensa gama de accesorios, como maletas, faros antiniebla o puños y asiento calefactable.

La Speed Triple R es una versión mejorada y ampliada de la versión básica. La R incluye suspensiones Öhlins, llantas forjadas de cinco radios, nueva decoración, frenos Brembo monoblock de última generación y ABS desconectable. El objetivo de estos cambios es mejorar la frenada, la tracción y el confort, así como reducir el peso en cerca de 2kg.

Por último, la Triumph Bonneville, es un homenaje al actor Steve McQueen, decorada como una moto militar a imagen y semejanza de la que se usó en la película “La gran evasión”. Una moto de la que solo se construirán 1000 unidades y que será una auténtica joya ideal para coleccionistas.

KTM presentó sus modelos rodeados de los campeones de la marca. En el stand estuvieron Toni Cairoli, Martin Bauer, Ken Roczen, Taddy Blazusiak y Steffi Laier, que se encargaron de apadrinar los nuevos modelos.

La pequeña Duke 200 es una réplica de su hermana de 125, ya que solo aumenta la cilindrada de motor y estará disponible por tan solo 200€ más. En cuanto a la 690, se ha rediseñado prácticamente entera (asiento, fibras, faro, tapas laterales, guardabarros, escape…) y se convierte más en una supermotard que en una naked. Contará con ABS opcional y tendrá un precio de 7389€.

La Freeride E, es la primera apuesta por las motos eléctricas de la marca austriaca. Tiene un voltaje de 300 voltios, similar al de los coches eléctricos, lo que la hace más segura. Cuenta con chasis mixto de acero, suspensiones WP totalmente ajustables y frenos de primera línea. Su autonomía esta entre 20 y 45 minutos, con un tiempo de recarga de 90. Tiene cerca de 30cv y un peso de 95kg. Por el momento solo estará disponible en Austria y Alemania. Su hermana de gasolina, la 350, tiene los mismos componentes que la E, pero con el motor convencional de 4T, el mismo de la EXC-F 350, con 23cv, inyección electrónica y doble silencioso de escape.

Fotos | Triumph y KTM


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *