3 octubre 2016 Eléctrico, Gama / versiones, Salón de París

PM_Opel Press Conference

La movilidad sostenible en las ciudades es algo que se está poniendo de moda, afortunadamente. Así que muchas marcas comienzan a desarrollar en serio sus propuestas 100% eléctricas, que parece que no acababan de arrancar. En los últimos años hemos visto como alguno de los principales fabricantes se lanzan a mostrarnos sus novedades en este aspecto y en el Salón de París ha sido Opel el que nos ha presentado el Ampera-e.

Este modelo consigue que la experiencia de conducción por ciudad mejore, gracias a sus capacidades eléctricas. La autonomía, el gran talón de aquiles de este tipo de vehículos, se ha cifrado en 500 kilómetros, según el Nuevo Ciclo Europeo de Conducción. Esto permite que se convierta en un coche perfecto para estos recorridos urbanos y que no requiera cargar la batería en un par de días, según el uso que se haga de él. Estos 500 km se traducen en el mundo real en unos 400 km, lo que sigue siendo una cifra a considerar.

KTN_PM_TM_Opel Press Conference

Buenos datos de autonomía e interior espacioso

El Ampera-e es hermano del Chevrolet Bolt, que es como se comercializa en Estados Unidos y nos presenta un aspecto que enseguida nos remite a las calles de cualquier gran ciudad. La potencia del motor eléctrico se cifra en 150 kW, que equivalen a 204 CV y cuenta con un cronómetro de acelaración bastante espectacular, con solo 4,5 segundos para llegar hasta los 100 km/h.

El coche se ha presentado con unos datos muy reveladores. Una unidad del Ampera-e ha realizado un viaje desde Londres hasta París sin necesidad de recargar. Y atención, tras recorrer unos 417 kilómetros, parece ser que incluso restaba una autonomía de unos 80 km una vez concluido el trayecto. Suponemos que en este se habrá realizado una conducción más comedida, para conseguir unos resultados que puedan utilizarse como muestra de sus capacidades.

La batería de 60 kWh está ubicada en la parte inferior, permitiendo un interior espacioso y con capacidad para cinco personas cómodamente sentadas. En materia de conectividad no pierde comba y el conductor tiene a su alcance todas las tecnologías necesarias para que sea uno coche tan conectado como otros modelos de la marca.

La autonomía, que se equipara a vehículos movidos con combustibles tradicionales, permite que vayan desapareciendo los prejuicios en este tipo de vehículos, que comenzarán a ser bastante populares dentro de muy poco tiempo. O eso esperamos, sinceramente.

Fuente | Opel


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *