17 septiembre 2011 Eventos, Fotos, Monovolúmenes, Pruebas

Llegamos al final de nuestra prueba especial con el Chevrolet Orlando, hemos recorrido más de 4842 km recorridos en un total de 10 días. Hoy es nuestro último día de la ruta, puesto que después emprendemos el regreso a Madrid por el sur de Francia.

En esta última etapa vamos a ver el otro lago alpino que sin duda no podemos dejar escapar en la zona del norte de Italia. Se trata del Lago Di Como, alrededor de este precioso lago hay desde pequeños pueblos hasta las mansiones y villas más caras y cotizadas del panorama internacional.

Día 8- Lago Di Como

Al igual que ocurría con el Lago di Garda, una carretera de curvas sinuosas recorre todo el lago, pasando entre los diferentes pueblos y por las grandes Villas y mansiones construídas a sus orillas (la Ley de Costas no debe de existir en Italia).

La primera parada en nuestro recorrido es la ciudad de Como (que da nombre al Lago), es demasiado turística, y suele estar bastante llena de visitantes. Curiosamente en el momento de hacer la visita nos encontramos con una concentración de Fiat 500 clásicos que recorrían las calles de todo el pueblo.

Tras pasear un rato por Como, salimos en dirección Cernobbio. Aquí se encuentra la famosa Villa d’ Este, donde se celebra el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, siendo además una de las villas más bonitas del lago. Continuamos por la carretera hacía Menaggio. Las vistas son impresionantes, la carretera hace que soñemos con llevar un deportivo de ensueño en vez de un monovolumen, aunque éste no se comporte nada mal (prestacionalmente hablando) por las diferentes curvas a orillas de Como.

Justo antes de llegar al pueblo, nos desviamos hacía el monte, en la Comune di Plesio, hay un santuario ubicado en Breglia, al que tardaremos unos minutos en subir con el coche y además después tendremos que aparcar e ir un rato andando hasta llegar al santuario, que se encuentra en una punta de las montañas que rodean el lago, con unas impresionantes vistas del lugar y del lago (si lleváis prismáticos mejor aún).

Otro de los pueblos que visitamos después será Cremia, un pueblecito con encanto a orillas del lago, al igual que casi todos los que lo bordean. Para comer nos sorprendió un restaurante con vistas al lago, que por poco más de 15 euros nos ofrecía una típica pizza y bebida, un precio muy bueno teniendo en cuenta que estábamos comiendo a orillas del Lago di Como.

Nosotros acabamos aquí el recorrido, pero cualquiera de los pueblos que bordean el Lago son perfectos para perderse andando por su callejuelas y disfrutar de la tranquilidad y del paisaje, además, cuando más hacía el norte, menor es la afluencia de turistas (sin perder nunca la belleza de la zona).

Otra parada interesante, a una hora más o menos, es Milán, casa de Alfa Romeo. Una ciudad que visitamos express de noche, y la verdad cuando se va el sol es cuando muestra más belleza aún que de día.

Impresiones de conducción y resumen de la prueba

Algo que nos quedó claro a la vuelta del Lago Di Como, es la practicidad del cambio automático cuando hay atascos o tenemos que subir por una carretera de montaña. Carretera donde hemos vuelto a ver que el tarado de las suspensiones del Orlando está muy bien afinado consiguiendo un buen ajuste entre comodidad y estabilidad.

Pocas pegas se le pueden poner al Orlando, en materia de equipamiento viene bastante completo (a excepción del navegador que sólo tiene cartografía completa de España). Pero el equipo de sonido, por ejemplo, ofrece una buena calidad y cuenta con toma USB y AUX para nuestros dispositivos externos.

El precio de partida del Orlando es 18.530 euros (con motor gasolina de 140 CV) y 19.650 euros (con motor diesel 131 CV), con aire acondicionado, seis airbags, control de estabilidad, siete plazas, sensor trasero de aparcamiento, faros antiniebla delanteros , mandos audio en el volante o el ordenador de abordo, entre otros elementos.

Y la unidad que probamos nosotros costaba 26.230 euros, con el cuero, navegador, motor diesel de 163 CV y cambio automático. Un precio sin duda imbatible para un monovolumen de siete plazas con todo este equipamiento, y que además ha demostrado una calidad correcta en los acabados, dispone de soluciones interiores prácticas y en general la versatilidad está garantizada.

Esta curiosidad que veis en la foto, fue uno de los avisos que nos dio el Orlando de camino a Milán, no se si es una traducción de un mensaje de tráfico o lo que, pero desde luego es simpático.

Recorrido Completo | Prueba Chevrolet Orlando – Madrid > Italia – 4842 km

Fotos | Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • pequeno_terremoto

    ajjajajajajaajaja “conductor suicida no adelante” novedoso sistema por cuanto sale este extra? xk para mi opinion deberia venir de serie XD. un saludo y me encanto visitar (mentalmente) cada uno de esos sitios con tu lectura

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *