10 diciembre 2011 Industria

A pesar de los rumores de que el administrador de Saab, impuesto por el gobierno sueco para supervisar la fase de reconstrucción de la marca, ya ha enviado desde el miércoles pasado el correspondiente pedido de cancelación del proceso de reconstrucción, tal parece que sus socios “a medias” de China han enviado una remesa de última hora de 3,3 millones de euros a la sufrida marca sueca.

Tal cantidad sería como pago de cierta venta de tecnología que Youngman ha contratado con Saab desde el mes de septiembre. Dicha cantidad no alcanza para pagar los salarios de noviembre que todavía se deben, que sobrepasan largamente esa cifra.

El proceso de reconstrucción podría interrumpirse de un momento a otro, aunque ello no significaría necesariamente la desaparición de Saab. Pero las posibilidades de una reorganización después de la bancarrota son muy improbables después de todo lo que os hemos relatado desde que la marca entró bajo protección; no creo que en tres meses hagan lo que no hicieron en casi dos años.

Vía | Saabs United


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Saab se ha ganado dos días más 14 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *