14 septiembre 2011 Eventos, Fotos, Salón de Frankfurt

La marca japonesa se ha llevado dos novedades a la feria alemana. La más importante es la versión definitiva del nuevo XV, la versión campera de la renovada generación del Impreza, que está a pocos meses de llegar a este continente. No obstante, por el momento no hay confirmación de si llegará al mercado español.

Vimos ya que el Impreza ha evolucionado a una forma quizás no tan acertada como esperaban sus seguidores, quienes clamaban por un regreso al “original”, pues se quedó en algo más sobrio de lo que prometía el Concept de Ginebra de este año. La carrocería de cinco puertas, a la que habrá que ir acostumbrándose, soluciona este problema de “falta de sangre” con el XV, con mucho más empaque gracias a unos cuantos aditivos de estilo crossover y con un resultado mejor que en la anterior versión.

Para identificarlo hay que fijarse en las barras longitudinales sobre el techo, llantas de diseño exclusivo, las molduras protectoras de los guardabarros o en los faldones, y en que ha “crecido” 22 centímetros para ganar altura libre y poder ir ágilmente fuera del asfalto. También ayuda mucho a esa apariencia intimidante el naranja eléctrico de la unidad expuesta, pero Subaru no ha comunicado si estará en la gama de colores cuando salga.

No habrá sorpresas en el interior, que se mantiene idéntico al que posee el Impreza normal, ni en el sistema de tracción total denominado Symmetrical All Wheel Drive que, evidentemente, estará equipada por defecto. La gama de motores bóxer que podrán elegir los clientes se compone de un Diesel de dos litros que genera 147 CV, solo asociable a una transmisión manual, y dos gasolina que son un 1.6 de 114 CV y un 2.0i de 150, estos sí disponibles tanto con cajas manual o automática y con el sistema Start & Stop.

El equipamiento del XV incluirá los imprescindibles ABS con EBD, controles de tracción y estabilidad, y siete airbags, que se podrán completar con opciones como asientos eléctricos calefactables, sistema de navegación o el de apertura y arranque sin llave.

En cuanto al BRZ Prologue, de nuevo no es más que un esqueleto que hace de escaparate de la mecánica y tecnología que habrá en el modelo definitivo, el cual se queda ya con ese nombre. Motor bóxer tetracilíndrico de dos litros con inyección directa y unas medidas de 4,2 metros de largo, 1,77 de ancho y 1,27 de alto son los pocos datos que ha soltado Subaru. Ah, y que saldrá de la fábrica de Gunma, en Japón, en primavera de 2012.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El Subaru BRZ se mostrará de cuerpo entero en el salón de Los Ángeles 21 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *