2 diciembre 2012 Compactos, Industria

Con el objetivo de reducir la cantidad de unidades producidas y así tratar de equiparar el número de vehículos que salen de la fábrica con el número de vehículos que se venden, Seat detendrá la producción del Ibiza a partir del 13 de diciembre.

Esta detención de la producción ha sido pactada entre la dirección de Seat y los representantes del comité de empresa desde hace unos días, aunque los parones en la producción comenzarán algunos días antes de lo originalmente pactado. El acuerdo prevé que no se trabajará el turno de noche el día 13 y el resto del personal lo dejará de hacer los días 14, 17, 18, 19 y 20 de diciembre, días que se tomarán como una parada técnica, mientras que la pausa que se haga después del 21 de diciembre será a cuenta de los trabajadores.

Seat pretende llevar la producción del modelo a una reducción adicional de 5.000 coches, por lo que acabará el ejercicio con unas 160.000 unidades. En lo que respecta a otros modelos de la marca, la compañía prevé cerrar el año con unos 376.000 coches producidos, unas 118.000 unidades menos de las que había previsto al inicio del ejercicio, pero por encima del volumen del año pasado, cuando se ensamblaron 353.000 vehículos.

Vía | Seat España


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *