19 enero 2014 Berlinas, Pruebas

skoda-octavia-211

Seguimos con el Skoda Octavia, nuestro protagonista estos días, coche que hemos probado con el motor diesel 1.6 TDI de 105 CV. Todo sobre el motor, prestaciones, comportamiento y consumo te lo hemos contado en la primera parte de la prueba.

En la segunda parte analizaremos el renovado aspecto exterior del Octavia y el interior con espacio más que suficiente para cinco adultos, precisamente el espacio interior es una de sus mayores virtudes.

Diseño exterior

skoda-octavia-207

En su nueva generación el Octavia ha sufrido importantes cambios exteriores, ahora el frontal luce el nuevo lenguaje de diseño de la marca, además las líneas exteriores se han simplificado y marcado, trazos simples que marcan una silueta elegante. Las luces diurnas son de bombilla, pero opcionalmente puede equipar faros de xenon con luces diurnas LED.

En la línea lateral ya se puede apreciar la distancia entre ejes, que da una idea del espacio que ofrece en el interior. Pero además destacan sus llantas de aleación de 16 pulgadas o los retrovisores de líneas rectas con intermitentes integrados.

skoda-octavia-210

Las formas rectas se pueden ver también en el diseño de la trasera, con las luces traseras de líneas rectas o las formas del portón del maletero. También estrena el nuevo logotipo de la marca checa.

Diseño interior, habitabilidad y acabados

skoda-octavia-209

El diseño del interior es sobrio, y con buenos acabados. Hay materiales que son blandos y agradables al tacto, líneas sencillas y diseño limpio con la radio presidiendo la parte central del salpicadero y el climatizador debajo.

La instrumentación es completa, con un ordenador de abordo que ofrece todo tipo de informaciones sobre consumo, recorrido, tiempo de recorrido o consumo instantáneo.

La postura de conducción es buena, baja y con los asientos de un mullido duro pero agradable cuando se hacen varios kilómetros sentado al volante del Octavia. Los asientos tienen una buena sujeción lateral, sin llegar a ser deportivos. Nuestra unidad además, tenia el ajuste lumbar manual y el volante regulable en altura y profundidad (de serie).

skoda-octavia-204

Aunque sin duda lo más destacable en un Skoda Octavia es el espacio que ofrece en las plazas traseras, con espacio suficiente para tres personas, mientras que dos viajarán con mucha comodidad. Es de las berlinas medias con mayor espacio en las plazas traseras, al nivel de un Volkswagen Passat o de una berlina de segmento superior.

Además los ocupantes de las plazas traseras disponen de salidas de aire, la plaza central es la más incómoda por culpa de que el respaldo es más duro y el tren central es elevado.

Huecos y maletero

skoda-octavia-212

En cuanto a huecos, dispone de dos posavasos en el tren central, y de un hueco donde va el cenicero. Además las guanteras de las puertas son amplias y como detalle curioso, el cenicero se convierte en un cómodo portamóviles gracias a una ranura creada para guardar nuestros teléfonos de tipo smarthphone (estrechos).

El maletero tiene una capacidad de 590 litros, es decir una muy buena cifra, además tiene una gran boca de carga puesto que el maletero no es de portón, sino que abre también el cristal, entonces no tendremos problemas para cargar objetos voluminosos en este espacioso maletero.

skoda-octavia-202

En la tercera parte de la prueba analizaremos el equipamiento, incluido los elementos de seguridad presentes de serie en un Skoda Octavia, los precios y nuestra valoración general sobre el coche.

skoda-octavia-206

Fotos | Diego G. Moreira y equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *