27 agosto 2014 Cabrios, Coupés, Salón de París, Tecnología

Peugeot-402-Eclipse

Cuando llega el buen tiempo y cabe la posibilidad de disfrutar del sol, quizá el techo solar o los techos panorámicos se queden cortos según las pretensiones de algunos que quieran ese plus de exclusividad que da el tener un coche descapotable.

Ese concepto lo entendió bien Peugeot, pues en 1934 presentó en el Salón de París su tecnología Eclipse, una innovación sorprendente. El sistema estaba montado sobre la base de un Peugeot 401. Mediante un mando eléctrico, el techo podía retirarse recogiéndose en el portaequipajes trasero del coche.

La capacidad de poder tener el techo desplegado y quitarlo cuando se quisiera convertía, de esa manera, a un coche en dos. Así nació el primer coupé-cabriolet de la historia.

La tecnología Eclipse nació fruto de la colaboración de algunos de los nombres con más talento dentro del sector automovilístico. Georges Paulin y Marcel Pourtout fueron los artífices de dicho avance tecnológico.

Peugeot 401 Eclipse

Georges Paulin fue, además de diseñador de automóviles, dentista y héroe de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Su obsesión se basaba en la búsqueda de la aerodinámica, punto que se ve reflejado en las líneas y formas de sus proyectos. Marcel Pourtout aportó su experiencia en la fabricación de carrocerías.

Pudo haber sido sólo un ejercicio de demostración, como se puede ver en los diferentes salones del automóvil hoy en día, pero lejos de ser un concepto pasó a ser una realidad que se incorporó a la producción en serie.

Las bases de chasis sobre los que se montó el sistema Eclipse fueron el Peugeot 401 al que luego se le unieron los Peugeot 402 y Peugeot 601. Esto hizo que por las calles de Francia se pudieran ve los primeros vehículos convertibles.

Según los catálogos de la época, el Peugeot 401 Eclipse 2/3 plazas estaba a la venta por 34.750 francos franceses y el 601 Eclipse 2/3 plazas por 39.750.

Peugeot 207 CC

Marcel Pagnol, novelista y dramaturgo francés, llevó al Peugeot 601 al mundo del celuloide. Además de ser uno de los primeros directores de cine europeos, también tuvo una estrecha relación con la marca Peugeot.

De hecho el Peugeot 601 es también conocido como “El coche de Pagnol”. Una unidad equipada con el sistema Eclipse fue diseñada en exclusiva para el cineasta francés. Este mismo coche aparecería en 1938 en la película “Le Schpountz”, dirigida por él.

Ahora se cumplen 80 años desde aquella aparición en el Salón de París, pero el concepto sigue vigente dentro de la marca del león. Los coupé-cabriolet tienen representación en el segmento B con el Peugeot 207 CC y en el segmento C con el Peugeot 308 CC.

En el nuevo lanzamiento del Peugeot 108, el sistema se ha adaptado a la carrocería del modelo más urbano, por lo que permite tener un descapotable de pequeñas dimensiones en el Peugeot 108 TOP!.

Fuente | Peugeot


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *