9 septiembre 2011 Curiosidades, Superdeportivos

Hay coches inolvidables y que marcaron una época como el Porsche 959, el coche de producción más veloz del mundo a mediados de los años 80 y el primero en incorporar la tracción total en un superdeportivo. Sus cartas de presentación son excelentes, pero ¿qué tiene de particular este 959 en concreto?

El 959 de color rojo que ves en las imágenes es el último fabricado en Stuttgart, en 1988. Su motor tiene solamente 600 kilómetros recorridos y estaba siendo guardado por un coleccionista que ha tenido que tomar la decisión de venderlo a un precio que no ha sido revelado, pero que imaginamos que es de esos que te ponen a temblar.

Y no es para menos. El 959 fue construido en una pequeña serie de no más de 300 y sirvió para homologar los Porsche de Grupo B del mundial de Rally y algunos Porsche que compitieron en el Rally París-Dakar de la época.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *