29 abril 2016 Gama / versiones, Tecnología

motor-1.5-tsi-volkswagen
El fabricante Volkswagen nos presenta su nueva apuesta en cuanto a motores de gasolina. Tiene una cilindrada de 1.500 centímetros cúbicos y se denomina EA211 TSI evo.

Este nuevo propulsor, que ha sido presentado en el International Vienna Motor Symposium, viene a ser una evolución de los actuales motores 1.4 TSI del Grupo, que rinden 125 y 150 caballos. Volkswagen afirma que su nuevo motor se ofrecerá de inicio con potencias de 130 y 150 caballos y, aunque no informa de qué modelo lo estrenará, el primero en utilizarlo podría ser el restyling del Volkswagen Golf que se espera para el próximo año.

Las principales características diferenciadoras de este propulsor de gasolina son la utilización de sobrealimentación mediante un turbo de geometría variable, algo que no es muy habitual en mecánicas de gasolina y prácticamente sólo lo utiliza Porsche, y el sistema de funcionamiento interno de ciclo Miller.

El ciclo Miller es una forma de trabajo muy parecida al ciclo Atkinson, con la principal diferencia de que se añade sobrealimentación. De esta manera, aprovecha el alto nivel de eficiencia de un motor Atkinson con una relación de compresión de 12,5 : 1, en este caso, y el mayor caudal de aire que otorga la sobrealimentación.

motor-1.5-tsi-volkswagen-2

Esto permite mejorar el par motor hasta los 200 Nm y, además de aumentar su cifra, es constante en un mayor rango de revoluciones con una curva muy plana. Por ello, mejora el confort de marcha y la respuesta del motor, ya que no tenemos que recurrir al cambio de marchas tan a menudo para obtener la aceleración necesaria. Como vemos en el gráfico superior de la variante de 130 caballos, el par motor máximo se encuentra disponible desde 1.300 rpm y se mantiene constante hasta las 4.000; después empieza a caer suavemente mientras se cruza con la línea de potencia.

Volkswagen explica en su nota de prensa que la mejora de consumo respecto al actual 1.4 TSI es de un 10 %, aspecto al que también contribuye el sistema ACT de desconexión de cilindros en momentos de baja demanda. Los desarrolladores de este nuevo propulsor han prestado especial atención a minimizar las fricciones internas, uno de los motivos por los que más energía se suele perder. Por otro lado, El sistema de inyección directa de gasolina es de tipo common-rail y llega a alcanzar presiones de hasta 350 bares.

Fuente | Volkswagen


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *