24 noviembre 2014 Curiosidades, Gadgets, Tecnología

Dispositivo-de-pagos-1

La creatividad de los bancos o de las financieras puede tener límites insospechados a la hora de que pagues religiosamente las cuotas del crédito cada mes. Se las ingeniarán para que pases por caja sin necesidad de tener que mandarte al cobrador del frac.

En Estados Unidos van un paso más allá. Lo que hacen es instalar un dispositivo que paraliza el coche en el caso de que te saltes alguno de los pagos del crédito concedido. Es una fórmula infalible para recordarte que o pagas o el coche no se moverá.

Éste sistema puede ser un poco cruel cuando te surge una emergencia y no puedes utilizar el coche por no haber pagado al banco, pero también es una manera de persuadir a aquellos que piensen en no cumplir con lo pactado.

De ésta manera se conceden créditos a personas que por otra forma no lo conseguirían, quizá porque no ofrecen todas las garantías, pero el banco concede el préstamo a cambio de seguir teniendo el control sobre el coche. Los dispositivos instalados llevan incorporado un GPS, por lo que la entidad sabe en todo momento donde se encuentra el vehículo en cuestión y pueden desactivar el arranque con un click de ratón.

Más de dos millones de vehículos lo llevan instalado en Estados Unidos, pero al igual que es una medida de seguridad para el banco también es una forma de renunciar a la propia privacidad al estar vigilado constantemente por un GPS, cada movimiento que se realiza.

Es cierto que cuando se estampa la firma se aceptan todos las cláusulas del contrato, pero a cambio de bastante más que sólo la promesa de pagar el préstamo con sus correspondientes intereses. En algunos casos incluso limitan el radio de acción por el que el futuro propietario del vehículo se puede mover.

Son sistemas que pueden crear reticencias en el usuario del coche a la hora de estar controlado, pero también polémica puesto que no todo el mundo estaría dispuesto a instalar un dispositivo como éste en el coche y menos con un GPS siguiendo al detalle todos los movimientos que se hagan. La privacidad queda totalmente en un segundo plano y vulnerada.

Esto es algo que sólo funciona en Estados Unidos y que no tiene pinta de que llegue a Europa. De todas formas las leyes de protección de datos son más estrictas aquí por lo que posiblemente no se permitiera su uso o directamente lo impidiesen. Pero ¿y si por un casual llegase? ¿estarías dispuesto a que el banco pudiese instalar un dispositivo así en tu coche?.

Vía | El blog de Citroën


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *