30 junio 2011 Opinión

zurich.jpg

El New York Times ha publicado un buen artículo sobre el programa que lleva a cabo la ciudad de Zurich, de limitar el uso del coche al máximo, para que la gente use medios de transporte menos contaminantes, fomentando el uso del transporte público.

Las consecuencias son que quien se tenga que trasladar en su vehículo particular por Zurich, sufrirá más de un ataque de nervios, si es que el tiempo apremia, debido a la cantidad de inconvenientes planificados que supone el uso del coche. En cambio, quien lo haga en el transporte público, en bicicleta o simplemente andando se evitará más de un dolor de cabeza.

La tendencia generalizada es hacer de las ciudades sitios más apacibles para vivir. Creo que el coche no desaparecerá de ellas, sino que estará en equilibrio con las nuevas tendencias de urbanización. Y es innegable la fuerte relación existente entre los coches urbanos de nueva generación y las ciudades de un futuro muy cercano.

¿Te imaginas si esto se hace en las ciudades más populosas de España? Haría falta que el transporte público funcionara tan eficientemente como en Zurich, cosa que desgraciadamente no sucede; o que las demarcaciones para ciclistas no fueran un verdadero peligro, más que un beneficio.

Vía | New York Times, Autopista


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *