Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDm 170 CV, prueba (Parte I)

Alfa Romeo Giulietta 2.0 JTDm 170 CV, prueba (Parte I)

Escrito por: Diego G. Moreira    23 agosto 2010     7 Comentarios     5 minutos

Seguimos con los vehículos italianos en nuestras pruebas, y había uno que no podíamos pasar por alto desde que hace unos meses fuera presentado, se trata del Alfa Romeo Giulietta del que hemos podido probar la versión equipada con el motor diesel de 170 CV una de las mejores opciones en motorización diesel. El Giulietta llega para substituir después de 10 años al ya veterano Alfa Romeo 147, pero estamos ante un vehículo nuevo completamente y que poco tiene que ver con su antecesor.

Es curioso que además vuelve al mítico nombre Giulietta, usado en los años 50 y 60 en el mítico Alfa Romeo que consechó todo un triunfo en ventas, y es que se nota que este coche es importante para Alfa poniendo un gran esfuerzo tanto en el diseño y en los acabados y completando el conjunto con los últimos motores diesel del Grupo Fiat que mejoran notablemente a los anteriores 1.9 JTD.


Sin duda, durante la prueba del Giulietta lo que más me gustó fue el diseño y la diversión al volante, es un auténtico Alfa Romeo, teniendo tres claves para que no nos aburramos al volante: el DNA, chasis más ligero y rígido (nada que ver con la pesadez de los 159) y el diferencial Q2. Por lo tanto y con permiso del italiano, vamos a comenzar primero por hablaros de su motor y comportamiento para ya en la segunda parte meternos a fondo con el diseño del Giulietta.

Motor y prestaciones

alfa_giulietta

Como comentaba al principio nuestro Alfa Romeo equipaba el motor diesel 2.0 JTDm de 170 CV, un motor nuevo en el Grupo Fiat que mejora notablemente las prestaciones de los anteriores bloques 1.9 JTD. Este motor es la opción más potente dentro de la gama diesel, teniendo por debajo el 1.6 JTDm de 105 CV. Desde las 1.500 r.p.m. contamos con una buena respuesta, que alcanza su máximo cuando nos aproximamos a las 2000 r.p.m. y continúa empujando sin decaer hasta pasar holgadamente las 3.500 r.p.m.

Pero en el apartado de aceleración tenemos un protagonista claro, el DNA. Si ponemos el selector en modo normal, el coche cuenta con un par motor de 320 Nm (similar a cualquier motor de 150 CV diesel) y tendremos un Giulietta que responde de forma tranquila a nuestras órdenes, no percibimos los 170 CV. Pero en cuando ponemos el selector en el modo Dynamic, el par motor se incrementa hasta los 350 Nm y la respuesta del acelerador es más rápida, al más leve toque al pedal el coche nos responde con la fuerza de su motor de 170 CV y siempre de forma inmediata.

Unido a este motor va una caja de cambios manual de seis velocidades, un cambio con un tacto preciso y un buen escalonamiento de las diferentes velocidades siendo un cambio bastante elástico.

Comportamiento

giulietta

Como comentaba al principio el Giulietta es un vehículo con un chasis de nueva creación y que destaca por la ligereza, sobretodo si lo comparamos con un 159 por ejemplo. Además tiene un comportamiento muy aplomado al que contribuye su dirección, directa y precisa con un tacto más bien duro y muy acertado para guiar el Giulietta. Lo que más me ha sorprendido es la agilidad a la hora de transitar por zonas con curvas, o incluso en carreteras de montaña con continuos cambios de apoyo el coche mantiene su aplomo y agilidad y siempre sigue las órdenes de la dirección.

De nuevo el protagonista del comportamiento del Giulietta es el DNA, con tres modos: Dynamic, Normal y All Weather. El primero de ellos es el más deportivo y aumenta ligeramente el par motor hasta los 350 Nm, además de incrementar la velocidad de respuesta del acelerador y activar el diferencial electrónico Q2 que mantiene bajo control al Giulietta en cualquier situación, es una lástima que no actúe sobre la dureza de la suspensión (sólo disponible en la versión Quadrifoglio Verde). Una suspensión que cumple con las aspiraciones deportivas del modelo (eje trasero independiente) sin sacrificar el confort interior.

alfa_romeo_giulietta

Con el modo Dynamic activado podemos tener una buena respuesta si queremos pedirle un comportamiento más deportivo al Giulietta, o si por ejemplo, necesitamos hacer una adelantamiento con seguridad. Y por último tenemos el modo All Weather que es una buena solución para situaciones de baja adherencia con hielo o nieve, puesto que la potencia se transmite a las ruedas de manera mucho más suave ayudandonos a controlar el coche en situaciones complicadas de adherencia.

El confort de marcha interior es bueno, donde podemos destacar la insonorización interior. Por último no me puedo olvidar de los frenos, los cuatro de disco y a la altura del motor y del modelo, transmiten mucha seguridad y consiguen mantener controlado el Giulietta incluso en los peores tramos sin resentirse. En definitiva un compacto con carácter deportivo, algo que no te puede aportar cualquier compacto generalista.

Consumos

giulietta

En el apartado de consumos, el Giulietta se mantiene dentro de lo normal, no es un motor especialmente ahorrador pero cumple, manteniendo una media de 6 l/100 km en autopista a velocidad legal, mientras que si nos vamos a ciudad y carretera (40 %-60%) el consumo medio sube hasta los 7,8 l/100 km.

Para ayudar al consumo, este motor cuenta con el sistema Start&Stop, uno de los mejores que he probado y bastante efectivo. A diferencia de otros sistemas de arranque/parada, este sistema no interfiere cuando arrancamos normalmente, puesto que sólo se activa en punto muerto y cuando soltamos el embrague, algo mejorable sería la rapidez del arranque.

En la segunda parte de la prueba nos meteremos con el diseño del italiano y su habitabilidad interior, así como el acabado y calidad de los materiales de un compacto con alma deportiva y que en la calle llama mucho la atención.

alfa_romeo_giulietta

Fotos | Diego G. Moreira

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.