Así funciona la nueva tecnología de baterías que permitirá quintuplicar la autonomía de los coches eléctricos

Así funciona la nueva tecnología de baterías que permitirá quintuplicar la autonomía de los coches eléctricos

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    12 enero 2022     2 minutos

La nueva tecnología de baterías permite quintuplicar la autonomía de los coches eléctricos. ¿Quieres saber cómo funciona?

La nueva tecnología de baterías permitirá quintuplicar la autonomía de los coches eléctricos. Las nanofibras recicladas de Kevlar utilizadas en un diseño biomimético ayudan a resolver los problemas ocasionados por el paso del tiempo. Como podrás estar observando con el paso de los meses, las tecnologías de los coches eléctricos están mejorando constantemente.

Si, por ejemplo, tomamos como ejemplo el Lucid Air que tiene una autonomía de 836 kilómetros, vemos que se encuentra muy, por delante, de otros coches eléctricos. No obstante, sigue habiendo margen de mejora. Ahora, un equipo de la Universidad de Michigan ha demostrado cómo una red de nanofibras, fabricada con Kevlar reciclado, puede permitir que las baterías de litio-azufre superen los problemas relacionados con el ciclo de vida, como la cantidad de veces que se pueden cargar y descargar.

Lucid Air Adquisición Por Ford

Así funciona la tecnología que permitirá quintuplicar la autonomía de las baterías de los coches eléctricos

La institución de Ann Arbor, que tiene 204 años de antigüedad, afirma que la membrana de la batería de inspiración biológica ha «habilitado una batería con cinco veces la capacidad del diseño de iones de litio estándar de la industria», lo que le otorga los más de mil ciclos necesarios para alimentar un vehículo eléctrico.

El profesor Nicholas Kotov, quien dirigió el equipo de investigación, ha apuntado que existen varios informes que afirman que las baterías de litio-azufre tienen una vida más larga, pero no mencionar que esto se produce a costa de factores importantes como la capacidad, la seguridad, las tasas de carga y la resiliencia. «Hoy en día, el desafío es fabricar una batería que aumente la tasa de ciclo de los diez ciclos anteriores a cientos de ciclos y satisfaga muchos otros requisitos, incluido el coste».

Kotov y su equipo anteriormente dependían de redes de nanofibras de aramida infundidas con un gel electrolítico para detener a uno de los principales culpables de un ciclo de vida corto. Las dendritas, que crecen de un electrodo a otro, perforan la membrana. Las fibras sustanciales de aramida evitan que las dendritas hagan esto.

Un problema que afecta a las baterías de litio-azufre son las pequeñas moléculas de litio y azufre que fluyen hacia el litio, se adhieren y, a su vez, disminuyen la capacidad de la batería. Usando un proceso llamado selectividad de iones, la membrana puede bloquear las partículas, también conocidas como polisulfuros de litio.

Ahmet Emre, investigador postdoctoral, ha añadido que «inspirándonos en los canales de iones biológicos, diseñamos carreteras para iones de litio donde los polisulfuros de litio no pueden pasar los peajes».

Deja un comentario