Asociaciones del automóvil rechazan la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Asociaciones del automóvil rechazan la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Escrito por: Redacción    15 noviembre 2018     5 minutos

Asociaciones como ANIACAM, ANFAC o Ganvam se han mostrado contrarias ante Ley de Cambio Climático y Transición Energética por entender que se trata de una “utopía”.

El pasado 13 de noviembre se anunció el borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. De esta manera, el Gobierno de España pretende acelerar el objetivo de reducción de emisiones contaminantes de CO2. Esto supondrá la prohibición de vehículos con motores de combustión a partir de 2040. Diferentes asociaciones del sector automovilístico como ANIACAM, ANFAC o Ganvam han rechazado de lleno esta posible normativa.

Impacto social e industrial: pérdida de hasta un 18% del empleo

Para ANFAC y ANIACAM la posible puesta en marcha de este borrador supondrá un “retroceso importante” para el empleo y la aportación al PIB. Estas asociaciones explican que el sector del automóvil comprende “el 10% del PIB y el 9% de la población trabajadora” en nuestro país. Además, Ganvam añade que el borrador presentado no aporta “ninguna solución en el corto, medio o largo plazo”.

Empleo automoción Cataluña independiente

Según ANFAC, alcanzar una cuota de mercado del 25% de coches eléctricos reducirá el empleo en un 11%. En caso de incrementarse esa aportación al 40%, “el impacto sobre el empleo sería del 18%”. La asociación comenta que se ha calculado respecto a la creación de nuevos trabajos gracias a “la electrificación y la tecnología de baterías”.

Sin embargo, argumentan que no se ha tenido en cuenta la creación de empleo indirecto: “por cada puesto trabajo directo, se crean cuatro en las fábricas de componentes y entre siete y ocho en el sector servicios”.

Apoyo a electrificar progresivamente los vehículos

Germán López Madrid, Presidente de ANIACAM, explica que este borrador es “una utopía”. En la actualidad, el parque de vehículos a combustión alcanza los 24 millones. La sustitución por vehículos eléctricos “es prácticamente imposible”, ya que “no se puede crear en este tiempo la infraestructura necesaria para abordarlo”, asegura Germán López.

Hyundai Kona Eléctrico

La opinión de ANFAC es similar a la mostrada por ANIACAM: “sin un plan de medidas de acompañamiento, no es viable el cumplimiento de estos objetivos”. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones explica que esto no se podrá llevar a cabo si no se apuesta por una transición industrial y de venta de vehículos eléctricos.

Sin embargo, ANIACAM, ANFAC y Ganvam muestran su acuerdo respecto al proceso de electrificación. “Debe de hacerse de forma progresiva”, apunta la primera de ellas. Por parte de ANFAC, esto debe hacerse de manera “ordenada, justa y rentable” para la sociedad y la economía. Por último, Ganvam explica que este proceso lleva en “la agenda del sector de la distribución desde hace más de una década”. Asimismo, añaden que debe ser “responsable”.

Por otro lado, estas asociaciones se quejan de la actuación en solitario del Ejecutivo. “No ha contado con la opinión de las asociaciones del sector ni de los sindicatos”, expresa ANFAC. Ana Sánchez, Directora General de Ganvam, espera que el Gobierno proponga “medidas estructurales para que la transición sea ordenada” ya que “no es el tiempo de respuesta que ni nuestro sector, ni la sociedad, necesitan”.

Otra de las quejas de las asociaciones del sector automovilístico es la exigencia del borrador del Ejecutivo. El acuerdo de descarbonización en la Unión Europea es “del 30%-40% para 2030”, algo que califican de “muy ambicioso”. Más aún el hecho de suprimir la venta y matriculación de estos vehículos para 2040 en España.

“España solo ha dedicado 74,5 millones de euros”

Sin embargo, no todo se resume en el apoyo a la industria del automóvil y al sector de distribución. ANIACAM declara que primero hay que solucionar distintos problemas como la “infraestructura de recarga” por la escasez de estaciones de carga y la ampliación de la red eléctrica para que no colapse.

Por otro lado, el desarrollo de fuentes renovables para la producción de electricidad, ya que en la actualidad “representa una mínima parte de la necesaria”, comenta Germán López. Además, el Presidente de ANIACAM habla sobre “los tiempos de recarga y las autonomías de kilómetros” o “la disponibilidad de baterías”. Según esta asociación, el cobalto y el litio “están empezando a escasear, con altas subidas del precio”.

El Gobierno de España equiparó su medida con la tomada por Reino Unido. Sin embargo, ANFAC ve diferencias entre ambas: “Reino Unido ha aprobado un plan estructural de apoyo a la compra de vehículos alternativos y de gestión de infraestructuras de recarga de 1.500 millones de libras (una cifra aproximada de 1.700 millones de euros)”.

Por el contrario, “España solo ha dedicado 74,5 millones de euros” en cinco años y tampoco “ha aprobado ningún programa de ayudas”, explican desde ANFAC. Asimismo, en comparación con Alemania, el país europeo “aprobó a finales de 2017 un plan dotado con 1.000 millones de euros” para la infraestructura de puntos de recarga.

Otra de las propuestas de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética es prohibir el uso de vehículos de combustión a partir de 2050. Las asociaciones ven “la necesidad de un Plan de Achatarramiento que retire los vehículos más antiguos de la circulación”. Para ANFAC, esto supone, de nuevo, un hándicap para “renovar el parque automovilístico” en España.

Comentarios cerrados