Aston Martin rinde homenaje al mítico avión de caza Spitfire con una edición especial del Vantage V12

Aston Martin rinde homenaje al mítico avión de caza Spitfire con una edición especial del Vantage V12

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    16 julio 2016     3 minutos

Aston Martin es una de las compañías británicas más británicas que hay en el mundo. Esto quiere decir que está orgullosa de su país y de todo lo que ha surgido de él a lo largo de los últimos siglos. Durante la II Guerra Mundial, uno de los aviones de combate más importantes en el bando de los aliados fue el Spitfire, un caza legendario que surgió de las factorías inglesas y que en muchas ocasiones marco la diferencia ante la aviación alemana. Ahora, Aston Martin rinde homenaje a ese mítico avión con el Aston Martin Vantage S Spitfire 80.

Esta versión especial ha sido encargada por Aston Martin Cambridge, un concesionario de la marca que ya encargó otro modelo especial, el Vantage S Blade Edition. En esta ocasión, serán 80 unidades las que se fabricarán, todas ellas realizadas por el servicio de personalización Q de la marca. Para convertir el coche en una copia del avión de combate, se han fijado en muchos detalles que han buscado reproducir en el coche. Entre ellos, en el motor V12 que equipaba el avión y que también propulsa al coche.

En este caso, el motor ofrece una potencia de 565 CV y un par máximo de 620 Nm, lo que lo sitúa en el mismo rango que el modelo en el que se basa. Pese a esto, los cambios estéticos lo convierten en una versión para tener en cuenta y hay muchos cambios en la carrocería que lo convierten en un coche muy impresionante.

Aston-Spitfire-3

Detalles que recuerdan al avión

Además de los añadidos por el servicio de personalización Q, que siempre cuidan hasta el más mínimo detalle, la compañía Aircraft Restoration Company de Duxford ha fabricado componentes específicos que recuerdan al Spitfire, como la punta del tubo de escape, terminado en un efecto «Arcoiris» y una barra de aluminio en la cabina que recuerda a la barra de refuerzo trasera que equipaba el avión.

El color de los 80 coches será el tradicional color verde del avión, que además estará reforzado por unas bandas amarillas en los laterales, tal y como tenían los Spitfire. En cuanto al interior, el toque personal de Q está muy presente, con el logotipo de la versión bordado en los reposacabezas y muchos elementos de diseño que recuerdan a la aviación.

Además, el comprador podrá añadir pequeños detalles diseñados para aumentar esa experiencia, como una chaqueta de piel de aviador y el tradicional casco y gafas que llevaban los pilotos en las cabinas de los Spitfire. Todo un regalo para los aficionados a la aviación y a la II Guerra Mundial que llegará en breve. El precio de esta versión tendrá un precio total de 239.634 euros, algo más de 53.000 por encima del modelo básico. Aunque es algo caro, Aston Martin donará parte del precio a una asociación de caridad de la Royal Air Force, así que quien se haga con uno, también estará haciendo una buena labor sin aportar nada más.

Vía | Carscoops


Deja un comentario