Barcelona se decanta por las electrolineras: se acabaron las licencias para estaciones de servicio tradicionales

Barcelona se decanta por las electrolineras: se acabaron las licencias para estaciones de servicio tradicionales

Escrito por: Victor Alós Yus    1 mayo 2019     Sin comentarios     2 minutos

El ayuntamiento de Barcelona ya no otorgará licencias de concesión de nuevas gasolineras y se decanta por electrogasolineras en zonas urbanas de la ciudad

Las ciudades españolas están apostando por la circulación sin emisiones y quieren que los coches que circulen por ellas sean de Cero Emisiones, así que no nos extrañan las medidas que se están tomando para mejorar todo lo que tiene que ver con la movilidad limpia. Barcelona quiere dar un paso adelante en este aspecto y ha prohibido la instalación de nuevas estaciones de servicio en el área urbana de la ciudad. La ciudad de Barcelona cuenta con 105 gasolineras en sus calles, una cifra que al ejecutivo de Ada Colau le parece suficiente por el momento.

Sin embargo, el ayuntamiento quiere que se instalen estaciones de servicio, pero destinadas a la recarga de las baterías de los coches eléctricos. Cualquier nueva licencia para la apertura de estaciones de servicios ha de ser necesariamente para contar con puntos de carga de baterías. Además, el ayuntamiento de Barcelona ha establecido un plazo para que las gasolineras añadan un punto de carga, al menos.

Conoce el nuevo etiquetado para combustible que verás a partir del 12 de octubre

La interrupción de las concesiones de nuevas gasolineras no es completa, ya que el ayuntamiento no cierra la posibilidad de incrementar las instalaciones de las existentes, siempre y cuando estén a menos de 250 metros de las rondas, la zona del puerto o en zonas industriales. Toda esta planificación tiene carácter provisional, ya que se aprobará definitivamente dentro de un año.

El ayuntamiento también ha sugerido alguno de los puntos donde se podrían instalar estas nuevas electrolineras. Una ubicación junto a los principales ejes urbanos como Gran Vía, Meridana y Aragó, es la ideal para el consistorio, mientras que zonas como la Sierra de Collserola y Montjuic quedarán libres de estas nuevas instalaciones.

Sin embargo, todo está en el aire, porque la instalación de estos puntos de carga no es un buen plan de negocio en la actualidad. Muchos coches se cargan durante la noche, tanto en casa como en los garajes de las empresas que poseen estas flotas de vehículos eléctricos. Con estas cargas los coches eléctricos pueden recorrer unos 300 kilómetros, que es la autonomía media de los coches eléctricos actuales. Esto haría que no fuera necesaria la presencia de estos cargadores excepto si se ha de superar esa autonomía, a causa de un viaje más largo, por ejemplo.

Barcelona y Madrid exigen cambios al Gobierno en la lucha contra la contaminación

Barcelona y Madrid exigen cambios al Gobierno en la lucha contra la contaminación

Madrid y Barcelona exigen al Gobierno un pacto de estado contra la contaminación en las grandes ciudades y poner fin a las ventajas fiscales de los diesel.

LEER MÁS

De todas maneras, hay planes viables para que los vehículos eléctricos sean cada vez más populares en las ciudades, por lo que este plan puede ser una buena manera para mejorar la percepción de los compradores sobre los coches eléctricos. ¿Será una buena idea de cara a ese probable futuro?

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.