El Gobierno aplicará un doble impuesto sobre los cargadores de coches eléctricos

El Gobierno aplicará un doble impuesto sobre los cargadores de coches eléctricos

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    1 febrero 2021     2 minutos

El Gobierno ha establecido un doble impuesto a los cargadores de coches eléctricos de 13,56 euros cada uno.

El sector del automóvil está cambiando por cortesía de los coches eléctricos, un tipo de movilidad que se está incentivando mucho por su buen hacer a la hora de cuidar el medioambiente. Sin embargo, ante la votación de los Presupuestos Generales del Estado, se descartó la posibilidad de aumentar los impuestos sobre los diésel y se presentó una nueva propuesta sobre la mesa que finalmente ha sido aceptada: aplicar un doble impuesto sobre los cargadores de los coches eléctricos que han suscitado cierta polémica.

Y es que el Gobierno ha centrado su recaudación en esta ocasión en el sector de los coches eléctricos, estrategia que se está entendiendo como una traba a un tipo de movilidad de la que se está promoviendo su uso y como una incongruencia. Al mismo tiempo, también se ha establecido en la votación una subida de un 2% en la prima del seguro obligatorio de nuestro vehículo.

Esta subida de impuestos afectará a todos aquellos titulares de un local o establecimiento en el que se encuentren los puntos de carga. Ambos cargos serán de 13,56 euros, siendo el primero de carácter municipal y el segundo destinado íntegramente al Estado. Esta medida ya ha generado diferentes protestas por los propietarios, quienes podrán afrontar cantidades más altas según determinadas circunstancias.

Coche Eléctrico

Con todo esto, se espera una recaudación, al menos, de 230.000 euros, una cantidad realmente baja para las arcas del Estado. Dicha cifra, que insistimos en que variará en función de lo alto que sea el impuesto, se alcanzará por medio de los 8.451 puntos de carga que existen actualmente en España y que crecerán significativamente con el paso del tiempo.

Y es que, tal y como pretendía el Gobierno, se espera la presencia de 100.000 puntos de carga de aquí a cuatro años en territorio español en busca de promover e incentivar el uso del coche eléctrico. Sin embargo, diversas empresas encargadas de la gestión de las tomas de carga han manifestado que estos impuestos -y su posible subida- complican mucho alcanzar dicho objetivo.

De esta forma, se pone en cierta manera en duda a esa prometedora oleada de coches eléctricos, e incluso puede ser interpretado como pegarse un tiro en su propio pie. Sea como fuere, este nuevo sector -aunque ya no tan nuevo- llega para quedarse, y se irán regulando los impuestos y medidas oportunas sobre ellos en función de diferentes factores, aunque se espera una ayuda en sintonía con las intenciones no solo de España, sino del mundo entero en asentar esta mecánica frente a las de combustión tradicionales.

Deja un comentario