Citroën C5 2.0 HDi 136 CV Aut., prueba (Parte II)

Citroën C5 2.0 HDi 136 CV Aut., prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    17 noviembre 2009     4 Comentarios     6 minutos

Seguimos con la prueba del Citroën C5 equipado con el motor 2.0 HDi de 136 CV y cambio automático de seis velocidades, en la parte anterior ya os hemos hablado del cambio, del comportamiento del motor y de la suspensión del C5 que hace que se convierta en un SUV en cuestión de segundos.

Pues bien en esta segunda parte veremos el diseño exterior del Citroën C5, que recibió un restyling el año pasado. Además del diseño exterior hay que destacar es espacio interior y la habitabilidad que en el caso del Citroën C5 se encuentra en un buen nivel de habitabilidad interior y con una buena calidad interior en términos generales.

Diseño exterior

Citroën_C5

Lo que más llama la atención del diseño exterior del Citroën C5, es que desde el restyling ganó en presencia. Sus formas rectas y sus grandes dimensiones se elejan de las líneas más sencillas y redondeadas de la primera generación, por no hablar de su frontal mucho más elaborado este último (al menos a mi juicio personal). El C5 es un coche musculoso con unos pasos de rueda marcados pero sus líneas le pasan factura a la visibilidad, que una vez que te sientas al volante te costará acostumbrarte a su poco prolongado parabrisas.

Si repasamos su frontal, me gusta mucho el detalle de tener los intermitentes delanteros separados de los focos y pegados (ver detalle), en la parte inferior, a los faros antiniebla (me recuerda vágamente a los del C6). Sus faros delanteros en nuestra unidad eran bi-xenon con lavafaros y función de iluminación en curva, un opción que si se puede es muy recomendable.

La silueta lateral y la parte trasera tiene guiños al estilo coupé con faros traseros que cuentan con los termitentes efecto LED. Lo que no hay duda es que en general el aspecto exterior del Citroën C5 es de una berlina imponente y no en vano, el Citroën C5 (para aquellos que seais gallegos) es el vehículo que utilizan los Consejeros de la Xunta o incluso incluso algunos subdelegados del gobierno.

Diseño interior, habitabilidad y calidad de los materiales

Citroën_C5

Cuando comentaba en el apartado dinámico que es un coche muy cómodo, también me refiero al espacio interior. Es un coche perfecto para viajar porque cuenta con un buen espacio interior y nuestra unidad contaba con dos asientos delanteros (butacas mas bien) muy cómodas de cuero que se podían ajustar (eléctricamente) en multitud de puntos para que cojas rápidamente la postura para conducir.

La única pega que le pondría a los asientos es el cuero que es prencindible o que fuera microperforado, puede parecer una tontería, pero como dejes al sol un coche con cuero negro y no haya forma de ventilarlo es un suplicio y es un mal de muchos coches, porque además pocas marcas cuentan con la tecnología para refriguerar o ventilar los asientos.

Siguiendo con el puesto de conducción, después de encontrar rápidamente la postura de conducción te tendrás que parar un momento a ver la cantidad de botones que tiene el volante en el centro, volante que es de centro fijo (algo que a título personal no me gusta) y que en parte la ventaja de se de centro fijo es que desde el volante tienes el acceso a casi todos los mandos de los sistemas del coche. Puede parecer complicado controlar tantos mandos pero al final se hacen prácticos y sin soltar las manos del volante puedes controlar el cruise control, radio, navegación, ordenador de abordo, o incluso las funciones del teléfono (ver detalle).

Citroën_C5

En la intrumentación podemos ver la información de la velocidad, revoluciones y depósito de combustible. Además también hay una pantalla central con información del ordenador de abordo y dos laterales con información del cambio y la marcha y de la temperatura del aceite (ver detalle).

Si seguimos con el salpicadero, sus líneas son mas sencillas y en la consola central sólo tenemos la pantalla de navegación o de la radio, y el climatizador (que es bizona y está muy completo puesto que no se limita sólo a temperatura) y debajo la radio. Eso sí, la calidad de los materiales de la consola central y en general del Citroën C5 es muy buena, a la altura de una buena berlina con plásticos que no desentonan y agradables al tacto sobretodo los mandos de la consola central.

En general la amplitud es muy buena, pero tiene una pega importante y es la altura. Si eres una persona algo alta vas a andar algo justo en las plazas delanteras y en las traseras, el diseño pasa factura. En cuanto a las plazas traseras, son muy cómodas (recordemos el uso del C5 como vehículo oficial) y cuentan con bastante espacio para las piernas,(ver detalle) además de sus correspondientes salidas de aire a los laterales (algo que se agradece en una berlina).

Citroen_c5

Si pasamos al apartado de huecos, tenemos un pequeño problema con el C5, cuenta con varios huecos pequeños donde dejar las cosas pero el problema es que son demasiado pequeños. Para poner un ejemplo, el simple móvil (que tengo un Nokia) no había ningún hueco en la consola central donde guardarlo. Y continuando con los huecos, hubo un detalle que me gustó y que pertenecía más al segmento premium que a una berlina media; resulta que de noche si vas a buscar algo en las guanteras de las puertas delanteras un sensor detecta la mano y se ilumina el interior de la guantera.

Por último nos queda el maletero, que es un maletero grande capaz de llevar las maletas de cuatro adultos pero aun así, dentro de su segmento los hay algo más grandes. El maletero tiene un volumen de 439 litros, y además cuenta con una hueco en el asiento central, bajo el reposamanos con el que podemos comunicar el interior con el maletero, si llevamos por ejemplo unos skys o alguna cosa que no entre en el maletero por su largo.

Citroën_C5

En la siguiente parte de la prueba os contaremos el equipamiento de nuestro Citroën C5, qué elementos nos han gustado más del equipamiento, cómo va equipado en materia de seguridad y los precios del C5, así como nuestra valoración general.



Fotos |
David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.