Cómo saber si un coche está embargado o tiene cargas

Cómo saber si un coche está embargado o tiene cargas

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    2 mayo 2019     3 minutos

Antes de adquirir un coche de segunda mano en el mercado de ocasión, es recomendable que se conozca si el coche está embargado o tiene cargas.

Durante los últimos años el mercado de segunda mano o de ocasión ha visto incrementadas sus ventas y ante esto, es importante conocer los riesgos. ¿Cómo saber si un coche está embargado o tiene cargas? El usuario tendrá que realizar unos sencillos pasos pero podrá estar tranquilo y decantarse por el coche que mejor se adapte a sus necesidades.

Antes de tomar la decisión, se recomienda investigar si el coche está o ha estado embargado. Así, el usuario se ahorrará un montón de trámites y, sobre todo, dinero. 

Cambiar Titular Coche Compra Herencia

A algunos conductores les compensa comprar vehículos embargados puesto que, aunque tengan que abonar un coste adicional, siguen ahorrándose dinero en la compra. No todos los usuarios están dispuestos a adquirir este tipo de vehículos por lo que es fundamental que antes de efectuar cualquier movimiento, se piense en las posibles consecuencias.

¿Cómo saber si un coche está embargado?

Para poder informarse de un posible embargo del vehículo están a disposición de los usuarios dos herramientas: el Informe de Vehículo en la DGT y la Nota Informativa de Vehículos a Motor del Registro de Bienes Muebles.

Informe de Vehículo de la DGT

A través de la Dirección General de Tráfico, los usuarios podrán consultar la información correspondiente al vehículo, incluyendo cualquier tipo de carga, incidencia o similares. Estos informes son «públicos para los interesados y terceros que tengan interés legítimo y directo, mediante simples notas informativas o certificaciones», tal y como aseguran desde la DGT.

Es importante destacar que los datos obtenidos solo se podrán utilizar para la toma de decisión de una posible compra. Además, si lo que se desea es un informe detallado, el usuario tendrá que abonar una tasa. Mientras que en el informe básico se podrá acceder a datos como la titularidad, situación administrativa, ITV o cargas, en el informe completo se podrá conocer el municipio donde está domiciliado, kilometraje, reservas de dominio, procedencia o puntuación EuroNCAP.

A través de la DGT también se puede solicitar un informe de cargas, en él se puede leer los datos básicos del modelo y las posibles incidencias o limitaciones que puedan haber recaído sobre el vehículo en cuestión. Estos informes se pueden solicitar a través de una gestoría, a través de la sede electrónica de la DGT o visitando la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana al domicilio.

¿Qué requisitos se necesitan para solicitar un Informe del Vehículo?

Para poder solicitar cualquier tipo de informe relativo a un vehículo que se dispone a adquirir se debe poseer la matrícula o el número de bastidor. Además, si se acude a la Jefatura Provincial de Tráfico se tendrá que rellenar un impreso oficial y presentar el Documento Nacional de Identidad o permiso de conducir. Si se trata de una empresa, se tendrá que aportar la tarjeta de identificación fiscal y la acreditación de la entidad.

Se tendrá que abonar una tasa que asciende a 8,30 euros que se podrá realizar a través de Internet o en la propia Jefatura de Tráfico a través de tarjeta bancaria.

Nota Informativa del Registro de Bienes

Si se pretende ir un paso más allá, siempre se puede solicitar un informe más específico y detallado. En este tipo de solicitud se podrá consultar cualquier circunstancia que afecte al modelo; contratos, reservas de dominio, leasing, renting, hipotecas o anotaciones de embargo.

Para poder solicitarlo se tendrá que acudir al Registro de Bienes Muebles de la provincia en la que se resida pero si se desconoce la procedencia, se recomienda visitar el Registro de Bienes Muebles Central que está situado en el Paseo de la Castellana 44 de Madrid.

Se podrá solicitar el informe de forma telemática y abonarlo de igual manera, de forma presencial en la que se tendrá que presentar el DNI, por correo ordinario o por mensajero.

Deja un comentario