Cómo saber si un coche es robado: te contamos los pasos para asegurarte de que no te la cuelen

Cómo saber si un coche es robado: te contamos los pasos para asegurarte de que no te la cuelen

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    22 abril 2019     3 minutos

En una operación de compraventa entre particulares hay que tener cuidado para que todos los trámites estén en orden y no se vaya a comprar un coche robado

La compra de un coche de segunda mano es una de las opciones que tenemos para cambiar de vehículo. Normalmente las compras se hacen en establecimientos que revisan todo de manera exhaustiva y permiten que estemos bien seguros de lo que compramos, tanto a nivel mecánico como a nivel de procedencia. Pero a veces se realizan compras de coches entre particulares o en establecimientos que no son del todo honestos en sus prácticas. Uno de los grandes problemas con que nos podemos encontrar es que ese coche sea robado y eso puede traer bastantes problemas. Te vamos a contar cómo saber si un coche es robado y ahorrarte algún susto.

Antes de aportar una fianza o un pago por adelantado,hay que realizar una serie de comprobaciones sobre el coche que se va a comprar. Hay que conocer bien el historial del vehículo. Es importante saber no solo si su procedencia es legal, sino también qué tipo de cargas tiene el vehículo antes del cambio de titularidad. Hay que tener en cuenta que cualquier tipo de carga que exista sobre el coche recaerá sobre el nuevo propietario. Y si el coche es robado, el propietario puede reclamarlo sin problemas, algo que dejaría al nuevo propietario sin coche.

Cambiar Titular Coche Compra Herencia

Informe de Antecedentes del vehículo

Para conocer la titularidad del vehículo, las cargas que tiene y el último paso por la ITV, se puede solicitar en Informe de Antecedentes del vehículo. En el mismo aparece reflejado todo lo que se debe saber sobre el coche. Quien es el titular, si hay alguna multa o embargo sobre el vehículo, si tiene pendiente de pasar la ITV o cualquier otra cosa que pueda significar una carga para el nuevo propietario. Se solicita en la Dirección General de Tráfico (DGT) y tiene un coste de 8 euros.

Comprobación de los datos del coche ‘in situ’

Un paso previo de la comprobación del Informe de Antecedentes del Vehículo es comprobar los datos ofrecidos por el vendedor. Esto se puede ver en la primera vista del coche. El número de bastidor está tanto en la luna delantera como en el bloque motor. Es fundamental comprobarlo en primer lugar, para saber si la documentación es la del coche que se está vendiendo. Otro dato importante es el número de kilómetros que aparece registrado en el cuentakilómetros. Este dato se puede comprobar con los datos registrados en la última ITV pasada. Si no coincide con los datos aportados, hay que sospechar y desistir de la compra.

Estar atento a las reacciones del vendedor

Un vendedor poco ético estará nervioso. Hay que estar atento a las actitudes del vendedor, porque estas pueden ser una buena pista sobre la legalidad de la transacción. El nerviosismo de una persona que está haciendo algo ilegal suele delatarlo. Si el vendedor del coche se muestra muy ansioso por vender el coche y quiere cobrar por adelantado y está «forzando» la venta obviando las necesarias comprobaciones, hay que pensar que está escondiendo algo y que puede ser que la venta no sea todo lo transparente que debería ser. Mejor desistir y buscar otro coche más adecuado.

Con estos consejos podrás evitar no solo comprar un coche robado, que puede traer bastantes complicaciones a parte de quedarse sin vehículo, sino que además podrás estar seguro que el cambio de titularidad se realiza de manera legal y sin «trampas ocultas» del estilo de multas, embargos e ITV no pasada.

Deja un comentario