Conducción autónoma, ventajas demasiado lejanas para olvidarnos de la seguridad vial actual

Conducción autónoma, ventajas demasiado lejanas para olvidarnos de la seguridad vial actual

Escrito por: Jaime Gomez    23 agosto 2017     Sin comentarios     4 minutos

Más de un tercio de los conductores no son capaces de identificar las ventajas que pueden proporcionarles los vehículos de conducción autónoma.

Ninguna. Esta es la segunda respuesta más popular registrada en el último estudio elaborado por Continental sobre las ventajas que la conducción autónoma y los vehículos preparados para ella pueden proporcionar a sus conductores. Según el citado estudio, más de un tercio de los encuestados no son capaces de identificar las posibles ventajas que los vehículos dotados con estas nuevas tecnologías pueden ofrecer a sus propietarios en el futuro.

Continental ha realizado una nueva encuesta sobre los sentimientos que experimentan los conductores de automóviles ante el advenimiento de la conducción autónoma y de las futuras tecnologías y avances que esta va a proporcionar a los conductores. Los resultados no son tan positivos y favorables a la misma como podría esperarse.

Autonomous Drive, Self-Driving Vehicle

Los investigadores de Continental Tires, fabricante de neumáticos y componentes de automoción, han realizado un nuevo estudio dentro de su programa Visión Zero de defensa de la seguridad vial, en el cual han entrevistado a más de 2.000 conductores de automóviles en toda Europa para conocer los sentimientos que la conducción autónoma y los nuevos vehículos y tecnologías que la misma va a introducir despiertan en ellos. Y el resultado no es tan positivo como a priori cabría esperar.

Según los resultados de la encuesta, al identificar los sentimientos que la nueva tecnología automotriz genera en los conductores, las respuestas a los seis primeros temas de la misma fueron claramente negativos. Entre ellos se encontraba la idea respecto a que se estuviera desarrollando bajo un enfoque equivocado o la sensación que les provoca el conceder el control de la conducción al propio vehículo.

Según parece, los automovilistas son casi tres veces más propensos a tener miedo de los coches autónomos, debido a la pérdida de control personal del vehículo que ello supone, que a visualizar las oportunidades positivas que la conducción autónoma puede representar manifestar. El 37% de los encuestados piensa que, con ella, la gente se volverá demasiado perezosa y dependiente de la tecnología, y un 36% considera que los coches conectados supondrán asumir demasiados riesgos, entre los cuales se incluye el que estos puedan ser hackeados.

conduccion-autonoma-estudio-continental-1

“Los conductores tienen que lidiar con problemas inmediatos del mundo real como la congestión, el coste del uso del automóvil o el impacto ambiental y, en algunos casos, las tecnologías que se están desarrollando por el momento no están siendo identificadas como una solución para estas cuestiones —afirma Mark Griffiths experto en seguridad de Continental Tires—, pero sí tienen claro, por el contrario, que los futuros avances que van a transformar los negocios de automoción y la tecnología permitirán reducirlos o eliminarlos“.

Cuando se les preguntó sobre qué temas deberían ser priorizados por las empresas de automoción y tecnología, más de la mitad de los usuarios de la carretera respondió en primer lugar citando la seguridad vial. “El mensaje de los automovilistas —afirma Griffiths— es claro: hablar menos sobre el mundo del mañana y hacerlo más sobre los beneficios que aporta al mundo real”.

Para casi el 50 por ciento de los encuestados los temas de mayor importancia eran el poder disfrutar de vehículos más económicos utilizando tanto nuevos combustibles como los ya existentes, y para el 47 por ciento lo que más les interesaba es disfrutar de menores volúmenes de tráfico en las carreteras.

“Los fabricantes de tecnología deben informar a los conductores de las ventajas y beneficios que tanto de inmediato como en el futuro van a obtener con estas nuevas tecnologías, como ya se hizo en el pasado con los evidentes beneficios que sistemas como los de control de la presión de los neumáticos o los frenos antibloqueo aportaron a la conducción y la seguridad. Los usuarios de la carretera consideran hoy la seguridad como una prioridad y por ello tan importante como informar sobre las futuras ventajas de tecnologías aún inexistentes es seguir esforzándose en crear conciencia sobre la importancia que actualmente ya tienen cuestiones tan fundamentales para la seguridad como el correcto mantenimiento de los neumáticos, su estado o la profundidad del dibujo de su banda de rodadura”, afirma Griffiths.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.