25 abril 2015 Curiosidades

limpiar-coche-a-mano
En épocas de lluvia es importante pasar un tiempo limpiando el coche. Sí, ya sabemos que basta con que pienses en ponerte a lavar esas molestas manchas de agua y barro que quedan tras un breve chubasco, pero por ese mismo motivo, hay que dedicarle un poco más tiempo a dejar el coche limpio y brillante, aunque la climatología se empeñe en volver a ensuciarlo.

Puede parecer muy sencillo hacerlo. Basta con pasar el coche por un túnel de lavado o utilizar la lanza de agua a presión y ¡listo! Pero hay quien prefiere hacerlo en casa, de forma manual y poniendo todo el cuidado. Te proponemos unos consejos para hacer que el lavado sea lo más eficiente posible y tengas el coche impoluto y sin manchas.

Para lavar el coche, has de tener en cuenta que se ha de utilizar agua para mantener húmeda la pintura. Si se intenta lavar en seco, aunque se utilice un jabón, las partículas de polvo, tierra o cualquier otro elemento que esté sobre la carrocería rozará y puede llegar a rallar la pintura. Con el agua, se deslizarán y no causarán problemas. No hay que tener miedo a utilizarla, ya que como en todo, es lo que mejor limpia.

A la hora de comenzar a limpiar el coche, es mejor comenzar por las ruedas, pasando después a la carrocería. Una vez estos dos elementos estén limpios, hay que pasar al interior y por último, dejar los cristales. De esta manera, evitarás tener que volver a limpiar una parte del vehículo que ya se ha limpiado.

Hay que utilizar una herramienta adecuada para cada parte del coche. Las ruedas tienen un tipo de cepillos especiales que ayudan a dejarlo todo limpio porque llegan a lugares donde otro tipo de cepillos no llegan. Para la carrocería es conveniente utilizar las bayetas de microfibra, que capturan y arrastran mejor la suciedad sin rallar la pintura.

El aspirador es otra de las herramientas de limpieza muy importantes. Con las distintas boquillas se puede llegar a todos los rincones y dejarlo bien limpio. Para evitar los molestos chorretones de agua en cristales y retrovisores, se debería pasar el chorro de aire de un secador para sacar el agua de los rincones de los retrovisores y donde pueda quedar acumulada.

Por último, hay que proteger la carrocería con una capa de cera, que realiza esa función y además evita que se ensucie inmediatamente, lo que es de agradecer. El problema de la lluvia puede hacer que se vuelva a ensuciar pero dedicándole un poco de tiempo cada semana, por ejemplo, se puede mantener limpio y en perfecto estado de revista.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *