Honda CR-V 1.6 i-DTEC a prueba (equipamiento, precios y valoración)

Honda CR-V 1.6 i-DTEC a prueba (equipamiento, precios y valoración)

Escrito por: Leo Montiel   @lemonti    15 abril 2014     2 Comentarios     4 minutos

Equipamiento

Honda España ofrece el CR-V 1.6 i-DTEC en tres niveles de equipamiento, Confort, Elegance y Lifestyle; la unidad de esta prueba era un CR-V Elegance, variante más equilibrada en cuanto a dotación, pasemos a analizar el equipamiento de cada una de las versiones del Honda CR-V 1.6 i-DTEC.

En el CR-V Confort encontramos como elementos principales el control de velocidad y de tracción, Start/Stop, sistema Eco Assist. En estética, cuenta con luces diurnas tipo LED, llantas de aleación de 17”, mientras que como elementos de confort va equipado con climatizador dual y mandos en el volante.

En la versión Elegance, adicional a Confort, se cuenta con sensores de aparcamiento delantero y trasero, cámara con función de aparcamiento, conectividad Bluetooth con función manos libres, como elementos de confort parabrisas delantero con sensor de lluvia y faros con sensor de crepúsculo.

En el acabado Lifestyle, el más completo para esta motorización, se suman las luces delanteras xenón con nivelación automática además de luces de giro activas, también cuenta con cristales de privacidad, sistema de audio premium con subwoofer, llantas de 18 pulgadas y raíles del techo pintados.

El navegador y el sistema One Motion para abatir los asientos traseros son dos elementos muy importantes en cuanto a confort y usabilidad.

Precios

Este propulsor 1.6 i-DTEC de 120 CV llega a la gama española con la intención de brindar variantes de acceso a la gama CR-V, precisamente, la lista de precios empieza en los 24.400 euros para el CR-V 1.6 i-DTEC Confort, el Elegance se comercializa por 26.900 euros mientras que el Lifestyle cuesta 30.300 euros.

honda-cr-v-i-dtec-a-prueba

El resto de precios se estructura de la siguiente manera:

CR-V 2.0 i-VTEC 4WD Manual

  • Elegance — 29.900€
  • Lifestyle — 32.800€
  • Luxury — 37.000€
  • Innova — 36.900€

CR-V 2.0 i-VTEC 4WD Automático

  • Lifestyle — 34.800€
  • Luxury — 39.000€
  • Innova — 41.600€

CR-V 2.2 i-DTEC 4WD Manual

  • Elegance — 31.100€
  • Lifestyle — 33.400€
  • Executive — 35.400€
  • Luxury — 37.600€
  • Innova — 40.200€

CR-V 2.2 i-DTEC 4WD Automático

  • Elegance — 33.100€
  • Lifestyle — 35.400€
  • Executive — 37.400€
  • Luxury — 39.600€
  • Innova — 42.200€

Valoración final

Honda CR-V 1.6 i-DTEC 120 CV prueba

La experiencia a bordo del Honda CR-V ha sido más que satisfactoria, un vehículo equilibrado en muchos aspectos, confortable, mucho espacio a bordo, calidad y ajuste muy buenos y un equipamiento correcto; a lo que debemos sumar un comportamiento dinámico adecuado, unas cifras de consumo realmente atractivas y un precio competitivo.

El Honda CR-V 1.6 i-DTEC de esta prueba se sitúa en un segmento muy competido, pero presenta atributos que le convierten en una opción muy válida, espacio, confort, eficiencia, todo esto y más en un SUV de tamaño medio de tracción delantera y un diseño atractivo, sin duda, satisface no una, sino varias necesidades de un perfil de cliente cada vez más exigente.

Nos han gustado las sensaciones al volante, lo fácil que resultaba conducir el CR-V 1.6 i-DTEC en prácticamente cualquier situación. La iluminación, al igual que la visibilidad, son aspectos a destacar y que contribuyen notablemente a la conducción y al confort. El consumo es una de las grandes bazas del CR-V, cerca de los 5 litros a ritmo normal en condiciones de conducción diaria.

Si pensamos en los aspectos mejorables, los asientos resultaron un poco duros, algo que en viajes largos puede ser más notorio, algo parecido sucede con los niveles de ruido dentro del habitáculo, por lo que son dos aspectos de confort a tener en cuenta. La frenada, en cuanto a dinámica, podría ser más contundente teniendo en cuenta peso y altura del vehículo.

La relación calidad/equipamiento/precio es muy atractiva, sobre todo en esta variante Elegance, suficiente para casi cualquier perfil, y precisamente, pensando en el usuario tipo, podríamos pensar en familias, pero el CR-V 1.6 i-DTEC va más allá, personas con aficiones a los deportes e incluso hasta un uso profesional, pensamos que este Honda CR-V es lo suficientemente versátil.

Una apuesta inteligente de Honda, un coche asequible y de buenas prestaciones para competir en un segmento en el que enfrenta a rivales como el Nissan Qashqai, Hyundai ix35, Toyota RAV4, Ford Kuga, entre otros que intentan conquistar a un segmento muy especial.

honda-crv-1.6-2013-prueba-21

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.