¿Cuáles son los impuestos que pagamos al ser propietarios de un coche?

¿Cuáles son los impuestos que pagamos al ser propietarios de un coche?

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    23 marzo 2020     6 minutos

Cuando compramos nuestro coche tenemos que pagar obligatoriamente ciertos impuestos que os desglosamos y desarrollamos en este artículo

Muchos de vosotros seguramente tenéis muy claro cuales son los impuestos, y las cantidades correspondientes, que habéis pagado cuando comprasteis vuestro coche y los que seguís pagando durante la vida de ese coche del que sois propietarios. También hay gente que no le presta demasiado atención a este asunto, pero sobre todo conductores jóvenes que se encuentran cerca de adquirir su primer vehículo y este tema les preocupa, así que vamos a dejar claro cuales son esos impuestos que tenemos que pagar por nuestros vehículos.

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM)

El nombre técnico de este impuesto es este tan largo que aparece en el título, Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, aunque popularmente se le conoce como el Impuesto de circulación. Este es un impuesto que tenemos que pagar que sirve para permitirnos circular por cualquiera de las vías públicas, si no lo pagamos el vehículo no podrá moverse y, en este último caso, si no hacemos caso a los requerimientos del ayuntamiento para realizar el pago nos podremos enfrentar a pagos superiores a 500 euros, embargo de cuenta bancaria e incluso embargo del propio vehículo; además de que no podrás vender el vehículo, ya que la DGT te pedirá el recibo del pago a la hora de hacer la transferencia de titular.

Impuesto Pagar Vehículos

Por eso es mejor dejarnos de experimentos raros y por muy poca que sea la cantidad a pagar lo hagamos sin miramientos. De hecho, cuando adquirimos un vehículo nuevo, lo pagaremos por primera vez a la hora de matricular nuestra nueva adquisición, prorrateando los trimestres que queden del año, ya que pagarás el año completo si lo haces por ejemplo en marzo (ya que es primer trimestre) que en abril (pagarás por los tres trimestres restantes del año); mientras que si el coche que estamos comprando es de segunda mano, será el titular del vehículo a día 1 de enero el que tiene que pagar la totalidad del importe sin importar que luego lo venda, por ejemplo, en julio.

El Impuesto de circulación lo tendremos que pagar en el ayuntamiento del municipio donde domiciliemos nuestro vehículo, siendo el importe diferente en cada ayuntamiento, ya que aunque este importe lo marca la Ley Reguladora de Haciendas Locales, los propios ayuntamientos puede hacer modificaciones dentro de unos máximos y mínimos. El importe se saca en base a los caballos fiscales (CVF) del vehículo, por lo que tampoco todos los vehículos pagan lo mismo, además de que hay otros que están exentos de pagarlos como son ambulancias, vehículos adaptados para personas de movilidad reducida, vehículos con matrículas diplomáticas, agrícolas, para transporte público de viajeros y de coleccionista.

Impuesto Especial sobre determinados Medios de Transporte

Impuesto Pagar Vehículos (3)

Este nombre tan largo, Impuesto Especial sobre determinado Medios de Transporte, todo el mundo lo conoce por otro mucho más corto y sencillo de recordar: Impuesto de Matriculación. En nuestro país este impuesto solamente se paga una vez durante la vida útil del coche, es decir, cuando compramos un vehículo nuevo o cuando importamos un vehículo que se va a matricular en España. El importe para la base de este impuesto se calcula a través de una tabla proporcionada por el Ministerio de Hacienda, la cual depende del nivel de emisiones de CO2 del coche que hemos comprado, siendo:

  • Impuesto del 0%: para emisiones iguales o inferiores a 120 g/km.
  • Impuesto del 4,75%: para emisiones entre 120 g/km y 160 g/km.
  • Impuesto del 9,75%: para emisiones entre 160 g/km y 200 g/km.
  • Impuesto del 14,75%: para emisiones mayores o iguales a 200 g/km.

Pero al igual que sucede con el anterior impuesto, en el que los ayuntamientos realizan modificaciones a mayores, para el Impuesto de Matriculación son las propias comunidades autónomas las que realizan ajustes que pueden aumentar nuestro importe en hasta un 15%. Aunque quien esté dentro de determinados grupos se podrá beneficiar de reducciones en este impuesto, como de un 50% si somos familia numerosa, de un 30% para vehículos que se destinan a vivienda o exenciones si el vehículo es un taxi, de autoescuela o adaptado para personas discapacitadas.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Impuesto Pagar Vehículos (4)

El Impuesto sobre el Valor Añadido es sin duda el impuesto que mejor conocemos todos, y es que supone una gran cantidad respecto al valor del coche, ya que como bien sabéis, cuando compramos un vehículo, la operación esta sujeta al tipo general que supone un 21%, aunque personas con movilidad reducida o con discapacidad se podrán beneficiar del IVA superreducido que es del 4%.

Hay que tener en cuenta que este impuesto se aplica de manera inexorable a todos los vehículos, pero si se trata de un vehículo de segunda mano tenemos que tener en cuenta un par de detalles:

  • Si el vehículo está siendo vendido por una empresa, un autónomo que se dedica a la compra-venta de vehículos o si se dedujo el IVA al adquirir el vehículo hay que pagar el 21% del IVA.
  • Si la venta de este vehículo de segunda mano la realiza un particular a la operación no se le aplica el IVA, pero si estará sujeta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) del que hablaremos a continuación.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

Impuesto Pagar Vehículos (1)

Como os comentaba anteriormente, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) solamente es aplicable cuando un particular se dispone a vender su vehículo, por lo que nuestra comunidad autónoma nos reclamará un importe por realizar la operación que dependiendo de donde vivamos podrá variar entre un 4% a un 8%, e incluso hay comunidades autónomas que ni tan siquiera lo cobran si el vehículo tiene más de 10 años y un valor inferior a una cifra estipulada.

Para calcular que cantidad tenemos que pagar por este impuesto tenemos que buscar las tablas que todos los años publica el Ministerio de Hacienda, mediante las que se deducen un porcentaje de depreciación dependiendo de los años que tenga el coche respecto al valor del coche cuando se compró nuevo para calcular el precio que tendrá en este momento, a lo que hay que sumar el porcentaje que pide cada comunidad autónoma para saber cuanto hay que pagar por este impuesto.

Pero tenemos que tener en cuenta que si comprador y vendedor pactan un precio mayor respecto al que calcula la tabla, el impuesto se calcula sobre este precio, por lo que el importe final será mayor.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.