Presentación y prueba Jeep Renegade 2018: pequeños pero acertados cambios

Presentación y prueba Jeep Renegade 2018: pequeños pero acertados cambios

Escrito por: Diego G. Moreira    23 octubre 2018     Sin comentarios     4 minutos

En la presentación nacional en Girona hemos podido probar la gama Jeep 2018 con el nuevo Jeep Renegade 2018 que estrena diseño, motores gasolina y tecnología.

Jeep continúa actualizando sus modelos a pasos agigantados, en el caso del Wrangler incluso estrena nueva generación, así que para que pudiéramos probar las últimas novedades de la gama Jeep, la marca del grupo Fiat nos brindó la oportunidad de hacer una toma de contacto con el nuevo Jeep Wrangler, Jeep Cherokee y Jeep Renegade.

Nueva estética y nuevos motores gasolina

El pequeño de la marca está siendo todo un éxito en ventas, y no es para menos, puesto que el Renegade no es un SUV más, gracias a su sistema de tracción es uno de los SUV del mercado con mejores capacidades off-road.

Eso sí, el modelo que se lanzó al mercado en 2014 necesitaba una puesta a punto para seguir compitiendo en un segmento muy dinámico. El principal cambio exterior del Renegade se concentra en su frontal, con los nuevo faros LED (que comparte con su hermano mayor el Wrangler) y el rediseño de la defensa. También cambian los faros traseros que optan por la tecnología LED y un diseño muy característico en forma de “X”.

Por dentro los cambios del nuevo Jeep Renegade 2018 se centran en su nueva pantalla táctil de hasta 8,4 pulgadas (con un funcionamiento muy fluido y todo tipo de conectividad) y en nuevas tapicerías y colores interiores, siendo muy llamativos los nuevos asientos de cuero en color claro.

Nuevos motores gasolina, con motor tricilíndrico de acceso a la gama

Uno de los cambios más importantes en el Jeep Renegade es la introducción de dos nuevos propulsores gasolina, uno de ellos de tres cilindros, que sustituyen los dos bloques anteriores mejorando de forma contundente los consumos (hasta un 20% menos de consumo).

El nuevo motor de acceso a la gama gasolina será el 1.0 turbo de tres cilindros con 120 CV y 190 Nm de par máximo. Se trata del primer motor de tres cilindros en la marca Jeep y sustituye como acceso a la gama al vetusto 1.6 E-Torq, reduciendo considerablemente el consumo y las emisiones. Este bloque va asociado al cambio manual de seis relaciones y con la tracción delantera.

La otra novedad es el motor 1.3 turbo de cuatro cilindros con 150 CV que va unido al cambio de doble embrague DDCT y sólo estará disponible con tracción delantera. La versión más potente gasolina toma como base este mismo propulsor pero con una potencia de 180 CV, en este caso va asociado a la caja de cambios automática de nueve velocidades -convertidor de par- y a la tracción total. Ambas versiones tienen un par máximo de 270 Nm.

Estos dos nuevos bloques cumplen con la nueva normativa europea Euro 6/D, incorporando además para ello el filtro GPF (filtro de partículas de gasolina), un filtro que cada vez más veremos en los motores gasolina. En diesel no hay cambios con respecto a las motorizaciones actuales, que también cumplen con la nueva normativa europea.

En cuanto a los sistemas de tracción total, el Renegade dispone de: Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low (este último disponible en la versión Trailhawk.

Toma de contacto con el Jeep Renegade 1.0 T3 120 CV

Con la normativa de emisiones cada vez más restrictiva los motores de tres cilindros han llegado para quedarse, antes era extraño ver un bloque de estas características pero a día de hoy cada vez son más las marcas que los usan.

El primer Jeep en equiparlo es el Renegade, y en la presentación nacional hemos podido ponernos al volante del 1.0 T3 120 CV con caja de cambios manual de seis relaciones. Lo primero que notamos al arrancar es la suavidad y la bajísima rumorosidad, apenas se oye al ralentí. En cuanto iniciamos la marcha tiene el tipico tacto de motor tricilíndrico y sube de vueltas de forma suave pero perezosa, respondiendo de forma contundente por encima de las 2.500 r.p.m.

No es un propulsor que brille por sus prestaciones, aunque se defiende de forma correcta en autovía, eso sí, debemos jugar con la caja de cambios para sacarle todo el rendimiento, sobretodo porque a bajas vueltas no es muy ágil. Eso sí, a cambio es bastante suave y mejora a muchos motores similares de otras marcas más inestables y menos finos que este de Jeep.

Desde 14.500 euros cargado de tecnología

El Jeep Renegade está disponible desde los 14.500 euros (con promoción y financiando el coche) con el acabado Sport y el motor gasolina de 120 CV. Eso sí en materia de seguridad, a los sistemas habituales hay que sumar -de serie- el aviso de salida de carril plus y la asistencia inteligente de velocidad con reconocimiento de las señales de tráfico.

A estos sistemas hay que sumar según el nivel de equipamiento el aviso de colisión frontal plus con Control de frenada activo, control de crucero adaptativo, detector de ángulo muerto y control de tráfico en la parte trasera. Además del mejorado sistema UConnect que permite total conexión entre nuestros smartphones y el coche.

El Renegade también está disponible con un interesante sistema -Easy Plan Jeep- desde 180 euros al mes, con una entrada de 1.494,55 euros durante 4 años (con una cuota final de 9.835 euros).

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.