Coches km0: una alternativa a la compra de vehículos nuevos

Coches km0: una alternativa a la compra de vehículos nuevos

Escrito por: Redacción    23 octubre 2018     5 minutos

Los coches km0 alcanzan una rebaja hasta del 20% respecto a su precio original. Esto ocurre al haber sido matriculados, pero no vendidos tras cuatro meses.

Los coches km0 son aquellos vehículos ya matriculados, pero que aún no han sido vendidos tras un periodo de cuatro meses. Este tipo de vehículo cuenta con la matriculación por motivos comerciales, por lo que a efectos prácticos no se le puede dar la categoría de coche nuevo. Esto provoca una depreciación en estos vehículos, que los convierte en una alternativa muy atractiva a los coches completamente nuevos.

La decisión de comprar un vehículo supone una elección importante. Elegir la marca, modelo y sus diferentes versiones no es tarea sencilla. Además, el precio suele situarse como una de los elementos principales a la hora de elegir vehículo. Sin embargo, los factores externos también influyen en la toma de decisiones del comprador: situación personal y laboral, expectativas de futuro, necesidades, etc.

Es aquí donde precio y circunstancias externas convergen en el mismo punto: buscar el máximo ahorro, pero con las máximas prestaciones posibles. La intención de adquirir un coche km0 alcanza el 83,3% en nuestro país, según el ‘V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente’ de Rastreator.

Las diferencias con los coches seminuevos o de segunda mano

Los coches km0 cuentan con un bajo kilometraje, ya que normalmente no superan los 100 km en su odómetro. Además, otra de las grandes diferencias es que estos automóviles no han sido utilizados por nadie; el único uso que se les ha dado es para el transporte en el momento de matriculación o para llevarlo al túnel de lavado. Aunque por definición no se les puede catalogar de nuevos, el comprador será, prácticamente, el encargado de estrenarlo.

Coche km0

A pesar de que pueda relacionarse a los coches km0 con los seminuevos o de segunda mano, existen diferencias notables. La primera es que los vehículos seminuevos no superan los 15.000 km, mientras que los coches de segunda mano sí han superado esta cifra. Asimismo, estos coches ya han sido utilizados por otros conductores, al contrario que los coches km0.

¿Dónde buscar coches km0?

En la actualidad contamos con distintos portales web o comparadores online que nos permiten analizar cada coche con detenimiento. Estas aplicaciones nos dan acceso a las características y a los precios de los vehículos de km0 seleccionados.

Por otro lado, existen concesionarios especializados en coches kilómetro 0, en los que podemos ver de primera mano el producto. La posibilidad de analizar el vehículo en primera persona e incluso probarlo nos ayudará a tomar una decisión de compra más contrastada.

Las ventajas de adquirir un coche km0

1. Un precio menor

La principal ventaja, como ya hemos comentado, es el precio. Su depreciación tras haber pasado como mínimo cuatro meses en el concesionario es uno de los factores más atractivos en el momento de comparar.

El ahorro puede ser decisivo y convertirse en una parte fundamental en la decisión de adquirir un vehículo de estas condiciones. Estos descuentos se sitúan desde un 10% hasta un 20% respecto al precio original. La rebaja dependerá del modelo y versión elegidos.

2. Vehículo “nuevo”

A pesar de que no es exactamente nuevo, en su sentido literal, este coche no ha sido utilizado por otros usuarios. Su único trayecto es el realizado hasta el concesionario o en las pruebas realizadas con el mismo. Aunque no se considere nuevo, el uso de este coche ha sido prácticamente inexistente, por lo que este será un factor muy a tener en cuenta junto al ahorro.

3. Venta directa

Evitamos el trato con particulares y accedemos de manera directa a nuestro vehículo a través de los concesionarios que cuenten con coches km0. Asimismo, existe la posibilidad de, incluso, llevarnos el coche a casa en el momento de la compra.

Los inconvenientes de los coches km0

1. Concesionarios concretos y especializados

Este tipo de vehículos no suele estar de forma habitual en todos los concesionarios. Por lo tanto, la búsqueda de coches km0 deberá ser algo más concreta y exhaustiva. A la hora de buscar marca y modelo deberemos tener en cuenta que existe la probabilidad de que nuestra elección (versión, acabado interior, motores…) no se encuentre en tu concesionario más cercano.

Aunque esto es una posibilidad real, consultar páginas web o aplicaciones especializadas nos ayudará a encontrar el vehículo que buscamos.

Coche km0

2. Modelo establecido

Uno de los inconvenientes a la hora de optar por coches de kilómetro 0, es la limitada oferta que ofrece el modelo que buscas. Estos vehículos cuentan con equipamientos ya predeterminados que no se pueden modificar. El color de la carrocería, el tipo de motor, el tipo de combustible o el equipamiento son algunas de las especificaciones que no podremos cambiar.

Sin embargo, esta desventaja puede llegar a convertirse en una ventaja. En primer lugar, versiones con un equipamiento premium pueden igualarse en el precio. Es decir, podemos encontrar las características más codiciadas de un coche a un menor precio. Todo dependerá de si el modelo que hayamos localizado coincida con nuestras preferencias.

3. Reducción en el periodo de garantía

La garantía de los vehículos se inicia en el momento de  matriculación. Los coches de km0 cuentan con un periodo mínimo de cuatro meses desde que fueron matriculados, pero desconocemos si este periodo es aún mayor, por lo que podríamos haber perdido una buena parte del periodo de garantía del coche.

Sin embargo, dependiendo del espacio de tiempo en el que haya estado fuera de stock, podríamos llegar a un acuerdo con el concesionario y que el periodo de garantía comience en el momento de adquisición.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.