Kia Stinger GT420: un atleta made in Korea

Kia Stinger GT420: un atleta made in Korea

Escrito por: Alvaro Avilés    29 julio 2019     4 minutos

El Kia Stinger GT420 es una versión creada exclusivamente para circuito con más potencia, menos peso y material de competición para convertirlo en un arma perfecta para atacar curvas.

El Kia Stinger GT apareció en el mercado en 2018 como una demostración de que la firma coreana es capaz de competir al más alto nivel, demostrando que esta berlina es un coche premium a precio de generalista.

Sus principales bazas fueron un diseño completamente espectacular, una calidad de acabados digna del segmento premium y un motor V6 de 3.3 litros con nada menos que 370 caballos. Todo ello por un precio mucho más razonable que el de cualquier berlina premium. De hecho, en nuestra prueba del Kia Stinger GT nos dejó un gran sabor de boca.

Sin embargo, la marca ha lanzado ahora una versión homologada de pre-producción del Kia Stinger S bautizada como GT420. Como su apellido bien sugiere, la potencia se ha elevado de 370 a 428 caballos, por lo que el par motor ha aumentado de 510 Nm a 560 Nm.

El Kia Stinger GT420 ha resucitado a una versión sin futuro

Por lo tanto, Kia le ha dado una oportunidad al Kia Stinger S, una variante que era de pre-producción y que estaba abocado a acabar en el olvido. Esta misma unidad es la que se utilizó para poner a prueba y desarrollar el modelo, aunque también existe una unidad de prensa que se utilizó en grandes escenarios del mundo del motor como en Top Gear o The Grand Tour.

Después de almacenar una buena cantidad de halagos tras más de 15.000 kilómetros de pruebas, la marca ha pedido ayuda al departamento deportivo de Hyundai. Este ha sido el mismo que ha puesto a punto el fantástico Hyundai i30N, por lo que comenzaron a desarrollar este imponente Kia Stinger GT420, un coche especialmente creado para circuito.

Un buen puñado de elementos de competición

Por lo tanto, el seis cilindros en V ha sido retocado con elementos como unas bujías HKS, un filtro de aire deportivo K&N y un sistema de escape Miltek sin catalizadores, lo que probablemente no haría mucha gracia en una ITV española.

La caja de cambios automática también ha sido desarrollada para aguantar mejor el maltrato que supone rodar con frecuencia en circuito. Además, su software ha sido optimizado para tener un comportamiento más rápido en los cambios tanto en el modo Sport como en el Sport+.

Para conseguir el objetivo de convertir un Gran Turismo del tamaño del Kia Stinger en un coche de competición, se ha eliminado todo lo que no es estrictamente necesario para rodar en circuito. Esto quiere decir que se han eliminado todos los asientos, los cinturones, los airbags, el sistema de sonido, su revestimiento interior o los elevalunas traseros. También se han retirado elementos como la cubierta del motor o los sensores de aparcamiento.

Esta variante pesa 150 kilos menos

El techo solar supone demasiado sobrepeso, por lo que los ingenieros lo cambiaron por una placa de aluminio aligerado. Este régimen al que ha sido sometido el Kia Stinger GT420 ha servido para que marca 150 kilos menos sobre la báscula que el modelo de serie. Además, se le ha instalado una jaula antivuelco, unos baquets de Sparco con arneses de cinco puntos y un extintor de incendios.

Para mejorar su paso por curva, el Kia Stinger GT420 lleva barras estabilizadoras de Eibach y unas llantas OZ Racing Leggera calzadas en unos Pirelli Trofeo R. Además, se han mejorado los frenos delanteros instalando un sistema de Brembo para conseguir unas frenadas mejor optimizadas.

Además, hay algunos cambios estéticos (aparte de las llantas), que incluyen un nuevo labio delantero y un difusor trasero así como un alerón trasero para conseguir un mayor apoyo aerodinámico.

El Kia Stinger GT420 es una herramienta de circuito, aunque desconocemos si al final la marca coreana lanzará una versión aún más picante de su buque insignia: que los alemanes se preparen, puesto que la armada coreana cada vez pisa con más fuerza.


Comentarios cerrados