El pasado y presente de Lexus de la mano: así ha querido celebrar la firma japonesa sus 30 años de vida

El pasado y presente de Lexus de la mano: así ha querido celebrar la firma japonesa sus 30 años de vida

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    7 octubre 2019     Sin comentarios     11 minutos

Lexus cumple 30 años, motivo por el que nos ha convocado para no solo conocer su gama de modelos actual, sino también a los que empezaron todo.

En estos poco más de tres años que llevo dedicándome a esta profesión, he podido reafirmar una vez más lo mucho que me apasiona el mundo del automóvil. Sin embargo, no todo es de color de rosas, y creo que hablo en nombre de todos mis compañeros de trabajo al decir que los viajes express que implican las presentaciones pueden resultar realmente nocivos. Pero en esta ocasión he de confesar que iba con una ilusión que no todo coche es capaz de despertar y que rehusaba del anodino sentimiento que pueden generar otras situaciones completamente ajenas al mundo del motor como una larga y tediosa espera en la terminal de un aeropuerto, por ejemplo.

El motivo de mi viaje a Tarragona ha sido que la firma de lujo japonesa, Lexus, cumplía treinta años, tiempo en el que ha logrado diferentes proezas. Pero antes de entrar en materia debo forzar un viaje en el tiempo y remontarme al año 1983, momento en el que Eiji Toyoda, sobrino del fundador de Toyota, decidió convocar una reunión clandestina para proponer un proyecto muy ambicioso pero que suponía un gran riesgo para los inversores.

Una aventura de riesgo

Tras las paredes de aquella oficina del Japón de los años ochenta, Eiji Toyoda quiso poner fin a la hegemonía de los grandes titanes europeos. Por aquel entonces, Toyota ofrecía exclusivamente en su país natal una serie de vehículos de lujo capaces de hacer sombra a numerosos rivales, pero una clara carencia de exclusividad despertó en el futuro fundador de Lexus la necesidad de ir más lejos pese a los años de ventaja que acarreaban marcas de indudable éxito como Mercedes-Benz o BMW.

Prueba Lexus 30 Aniversario1

Después de seis duros años de ejercicios, estudios del mercado y planteamiento de numerosas estrategias, nacía el primogénito de Lexus, el LS 400. Durante ese periodo de gestación, la casa nipona llegó a desarrollar un total de 1.000 prototipos de motores bajo las órdenes de Ichiro Suzuki, un estoico ingeniero jefe sobre el que recaía la diligente tarea de demostrar al mundo la supremacía de la recién llegada firma de lujo.

Prueba Lexus 30 Aniversario28

Con el LS 400, Lexus consiguió mostrar los primeros ápices de la denominada filosofía Yet, cuyo principal objetivo es el de unificar en un solo vehículo características que en una primera instancia parecerían incompatibles por su propia naturaleza. En otras palabras: se trataba de mezclar deportividad con confort o lujo con sencillez. Y la berlina de representación de Lexus fue todo un portento de dichos maridajes.

A los mandos de los Lexus más emblemáticos

Como os decía al principio del artículo, esta presentación ha despertado en mi una especial ilusión. Y es que el contexto no era para menos, puesto que la firma japonesa nos permitió conducir un pedacito de historia. El LS 400 acaparó toda mi atención desde el momento en el que me enteré de que estaría presente en el evento, algo normal teniendo en cuenta que me declaro un fan empedernido de todo coche que haya militado tanto en los 80 como en los 90.

Prueba Lexus 30 Aniversario11

A los ojos del público actual, el LS 400 es simplemente un coche viejo, y a los del Gobierno un trasto contaminante que debe ser erradicado; pero bajo mi punto de vista creo que es un tesoro digno de conservar. En sus entrañas se esconde un V8 atmosférico de 4.0 litros capaz de producir 253 CV y 353 Nm de par, cifras que se gestionan a partir de una caja automática de cuatro relaciones. Una vez acomodado en sus envolventes asientos, más propios de la primera clase de una aerolínea de lujo que de una berlina, empiezo a familiarizarme con todos los mandos que están predispuestos a llevarme directamente hasta 1989.

Lo primero que me sorprende es el generoso arsenal tecnológico que presenta el buque insignia de Lexus. Y es que el LS 400 nos arropa con una serie de componentes que llegaron no hace mucho tiempo al vehículo contemporáneo. La consola central, recubierta de madera, nos recibe con el selector de la caja de cambios y con tres diales que nos permiten gestionar el tarado de la suspensión, la respuesta del motor y el control de tracción.

Prueba Lexus 30 Aniversario32

Los cómodos asientos me sorprenden con la regulación eléctrica, mientras que los paneles de las puertas, forrados en cuero de primera calidad, me reciben con los botones para la memoria de los mismos y un último mando en el que aparece el cinturón de seguridad dibujado sobre él. Yo, envenenado tanto por la curiosidad del momento como por la libertad que nos brindó Lexus para probar la gama de vehículos allí presente, aprieto el botón para descubrir su función. De repente siento como la altura del cinturón desciende con parsimonia y sutileza.

Y es que no debemos olvidar que el LS 400 fue desarrollado para rivalizar directamente con los Mercedes Clase S y BMW Serie 7 de la época, y Lexus consiguió hacerle jaque a ambos modelos. Pero ya era hora de introducir la llave en el bombín, arrancar y disfrutar de ese ocho cilindros en «V» que había permanecido en reposo durante todo el alba. El odómetro refleja poco más de 90.000 kilómetros recorridos, una cifra que genera en mi pena y alegría al mismo tiempo.

Prueba Lexus 30 Aniversario10

Después de despertar al motor tras su aletargo mañanero, puedo sentir una suavidad atronadora que hace que compruebe en más de una ocasión si realmente el LS está encendido. Rodando la situación no cambia, y la berlina de lujo japonesa me demuestra porque era un digno rival de sus principales competidores europeos.

El V8 es suave y silencioso, dos características que buscan afirmar el claro cometido del LS 400. Sin embargo, no puedo evitar hundir el pie derecho cuando una tentadora recta se presenta ante mi. La bravura del ocho cilindros sale a relucir y me pega al asiento con mucha más rabia de la que imaginaba a priori. La caja de cuatro velocidades gestiona los cambios con una fluidez que no esperaba y comienzo a darme cuenta de que estoy a punto de superar la velocidad legal de la vía.

Prueba Lexus 30 Aniversario30

Tras una breve pero intensa ruta, regreso al punto de inicio con unas incondicionales ganas de ponerme a buscar en los principales portales de segunda mano unidades del Lexus LS de primera generación. Tras devolver las llaves con todo el dolor de mi corazón a los organizadores del evento, vislumbro a un solitario SC 430 reposando tímidamente bajo la sombra de un árbol. «Maldita sea» -pienso para mis adentros mientras busco en Milanuncios a cuánto se cotiza el deportivo de Lexus en la actualidad-.

El Lexus SC 430

Tras dejar de fantasear con un garaje idílico repleto de viejas glorias japonesas, me siento a los mandos del SC. Lo primero que me sorprende es la calidad de todos los materiales, la cual supera con creces a la de cualquier vehículo contemporáneo de similar precio y segmento. La madera y el cuero se encargan de recubrir hasta la zona más recóndita del habitáculo.

Prueba Lexus 30 Aniversario13

Un V8 de 4.3 litros también es el encargado de dar vida al SC con unos nada despreciables 286 CV y 419 Nm de par. Estas cifras permiten que el deportivo nipón alcance los 100 km/h en 6,2 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Pero ya os adelanto que el rodar suave y refinado del SC 430 provocará que nos olvidemos rápidamente de sus prestaciones y que tan solo nos preocupemos por disfrutar plácidamente del viaje.

Aprovechando la soleada mañana que cubría Tarragona, decido accionar el botón de la capota y realizar la ruta que marcaba el GPS a cielo abierto. El tímido pero embaucador bramido del V8 me saluda, y rápidamente preveo un carácter suave y cariñoso por parte del motor. No en balde y al igual que sucedía con el LS, el SC no deja de ser un vehículo de casi 300 CV, y os aseguro que estos se hacen notar si los buscamos.

Prueba Lexus 30 Aniversario16

Su dirección no es muy pesada ni muy comunicativa, y su suspensión deja entrever un tarado más bien blando. Pero es que Lexus concibió al SC 430 precisamente para viajar de A a B con una comodidad sin precedentes y con rapidez. Las plazas posteriores son testimoniales y la capota necesita su tiempo para esconderse, pero tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de un coche que, en el mejor de los casos, tiene trece años.

Prueba Lexus 30 Aniversario20

Su producción se llevo a cabo entre los años 2000 y 2006, un periodo en el que el SC rivalizaba con modelos como el Mercedes-Benz SL. Sin embargo y pese a los años que acarrea el deportivo de Lexus a sus espaldas, los materiales empleados para conferir al interior y la calidad de rodadura se alejan drásticamente de muchos deportivos actuales que buscan ofrecer un concepto similar.

El Lexus IS 200

Se acabó la diversión a los mandos del lujoso descapotable y me vuelvo a quedar sin compañero de aventuras. Vuelvo al punto de inicio y contemplo con detenimiento el tablón en el que se anotaban los coches que estaban desamparados en el aparcamiento y aquellos que habían salido a dar una vuelta. De repente, me fijo en unas llaves que se alejan considerablemente de esos mandos modernos capaces de abrir el coche con tan solo meter la mano en el tirador.

Prueba Lexus 30 Aniversario12

«IS 200», leo en el cartel que se encuentra justo encima y rápidamente afloran en mi mente los recuerdos de cuando jugaba al Need For Speed durante mi adolescencia. Sin demorar mucho más mi decisión, pido las llaves de la berlina y me dispongo a disfrutar de la última prueba del evento. Me siento en el interior del IS y me percato de la presencia de una caja de cambios manual de seis velocidades, un detalle que me anima aún más a dar esa vuelta.

Su seis cilindros en línea suena levemente a los pocos segundos de accionar el motor de arranque mediante la llave. Engrano primera y me alejo con parsimonia de las instalaciones para disfrutar de la berlina nipona. La respuesta de los 155 CV y 195 Nm de par es muy lineal, y me invita a jugar con la zona más bien alta del tacómetro, punto en el que el IS 200 se siente muy cómodo.

Empiezo a enlazar curvas y siento como la trasera me ayuda a redondearlas al mismo tiempo que realizo con suma facilidad el punta-tacón, técnica que el IS nos invita a llevar a cabo gracias a la buena posición de sus pedales. El tacto de la caja de cambios es delicioso; el chasis cuenta con una puesta a punto simplemente soberbia y tan solo echo en falta un reglaje de la suspensión algo más deportivo.

Conclusión

La historia de Lexus no es tan larga como la de otras marcas que llevan en el mercado desde tiempos inmemorables pero, aún así, debo elogiar el trabajo que ha conseguido realizar la firma nipona en estos últimos treinta años. Fue en el año 2004 cuando llegó al mercado la primera mecánica híbrida de la mano del RX; en el 2010 hizo acto de presencia el magistral LFA, un superdeportivo que pudimos admirar en el evento pero, por desgracia, no condujimos. Con la miel en los labios. Y a día de hoy la marca se encuentra arropada por un elenco de vehículos eficientes y capaces de seguir emanando lujo y exclusividad.

Prueba Lexus 30 Aniversario7

Estos cuentan con una fama reconocida a nivel mundial, algo posible gracias a las buenas hazañas que lograron sus antepasados. Por otra parte y gracias a su filosofía, Lexus ha conseguido transmitir el mismo espíritu generación tras generación pero adaptándolo a los tiempos que corren y a las nuevas tecnologías.

De esta forma, la firma de lujo sigue dispuesta a ofrecer una dura guerra a marcas como Audi, Mercedes-Benz o BMW, las cuales reinaron con tranquilidad hasta la década de los 90. En la actualidad, Lexus comienza a dominar parte del mercado gracias a una buena relación calidad-precio y a un abanico de opciones capaz de satisfacer a todo tipo de clientes, pero la pelea continúa y seguiremos siendo testigos de los avances de la marca.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.