Llega la primavera, así que hay que extremar las precauciones al conducir

Llega la primavera, así que hay que extremar las precauciones al conducir

Escrito por: Victor Alós Yus    14 marzo 2016     Sin comentarios     3 minutos

La primavera está a punto de llegar y estamos viéndolo en la climatología. De un invierno bastante benévolo en la mayor parte de la Península Ibérica, así que las nevadas ha sido escasas y solo en las zonas en las que son más habituales estas condiciones climatológicas. Pero la primavera suele traer un tiempo bastante revuelto y hay más precipitaciones, más potentes y con mayores repercusiones en determinadas zonas.

Esto, que podría ser algo anecdótico, es algo a tener en cuenta a la hora de coger el volante y comenzar el viaje de Semana Santa. Las lluvias pueden causar problemas en los desplazamientos, ya que al igual que en otoño, pueden ser bastante sorpresivas y abundantes. La seguridad puede verse comprometida y hay que extremar las precauciones durante los desplazamientos.

Seguridad y precaución para conducir con lluvia

Siempre comenzamos con una recomendación. Hay que tener los neumáticos en buenas condiciones, con la presión justa y el dibujo en condiciones. Si es importante en condiciones normales, en cuanto existe la posibilidad de precipitaciones fuertes y por sorpresa, esto es todavía más importante.
primavera-seguridad
La visibilidad es muy importante, tanto para ver bien como para que nos veanLa visibilidad es también uno de los puntos a tener en cuenta. Tanto con la limpieza del parabrisas como en el estado de las luces. En el primer caso hay que tener en cuenta que se pueden empañar y dificultar la visión del conductor. Además de utilizar la opción del aire que limpia de vaho el cristal, se ha de mantener limpio. Existen productos en el mercado que reducen la presencia del vaho y que pueden ser recomendables a la hora de limpiarlo.

Los limpiaparabrisas son también un elemento fundamental para la seguridad. El recorrido de los mismos ha de ser limpio y sin obstáculos, para que realicen bien su función de limpieza. Además, no han de dejar ningún rastro en su recorrido, eliminando todo el agua y la suciedad que puede estar presente en el cristal.

Los faros sufren un desgaste con el paso del tiempo, haciendo que se reduzca el efecto de la luz que emiten. Por ese motivo, hay que mantenerlos bien pulidos. Se puede hacer de manera muy sencilla siguiendo las instrucciones de este artículo, para mantenerlos siempre en buenas condiciones.

La alergia, un grave problema que no se tiene en cuenta

Hay otros problemas que surgen en primavera y que no se suelen tener en cuenta, pero que también son importantes a la hora de conducir. Una de ellas, que suele pasar despercibida, es la presencia de alergias. En primavera hay mucho polen flotando en el ambiente y esto puede provocar molestias y ataques de alergia. Algo que no sería problemático estando sentado en casa, pero que estando al volante puede ser algo muy peligroso.

Hay que tener en condiciones los filtros del aire, que son el freno de ese polen y que evitan que entre en el habitáculo del coche. Con estos consejos, además de extremar la precaución en momentos delicados, como cuando llueve de forma descontrolada, algo muy típico de la primavera, se puede circular con mayor seguridad en estos momentos de climatología tan cambiante y sorpresiva.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.