Mercedes Clase A 2012, un cambio de paradigma

Mercedes Clase A 2012, un cambio de paradigma

Escrito por: Diego G. Moreira    10 marzo 2012     12 Comentarios     2 minutos

Un enfoque algo más profundo del nuevo Mercedes Clase A.

Una de las novedades más esperadas por la prensa especializada y los numerosos seguidores del mundo del motor era el Mercedes Clase A que se ha presentado esta semana en Ginebra. El concept adelantaba líneas agresivas y finalmente más de uno nos hemos llevado una sorpresa con el Clase A 2012.

Nada más llegar al stand de Mercedes te recibían tres Clase A AMG con un diseño radical, una de las primeras cosas que hice, fue subirme en él para ver el interior. Por un momento parecía que me había sentado en cualquier otro Mercedes con la preparación AMG pero no en el Clase A que muchos de nosotros asociamos antaño como soso o aburrido.

Mercedes ha dado un giro radical en sus diseños, el famoso SLS AMG abrió la puerta y después han sido varios los que han adaptado un frontal y unas líneas más deportivas frente al conservadurismo que era típico de Mercedes. El trabajo iniciado con el Clase B se finalizaba con mucha más rienda suelta en el Clase A. Líneas juveniles, diseño interior atractivo, deportividad, un nuevo sistema multimedia para estar conectados entre nuestro smarthphone y el coche.

Todo esto tiene un único objetivo, ir directamente hacía el público joven que busca deportividad y diseño. La gama de motores no se ha quedado atrás con potencias que llegan hasta 211 CV del gasolina y 170 CV del diesel.

En mi opinión la apuesta es arriesgada, porque corre peligro de perder a su fiel clientela que buscaba algo más conservador, pero en el Clase A hay que matizar ese riesgo. El modelo precedente estaba agotado y acusaba demasiado su veteranía, Mercedes no contaba con ningún modelo compacto fuerte, como el Audi A3 o el BMW Serie 1, así que arriesgar con este modelo me parece una opción acertada.

A falta de una prueba dinámica del modelo, las intenciones van en buen camino, sólo hay que ver la expectación que levantó en Ginebra y puede que después de muchos años, la firma alemana cuente con un modelo compacto que ayude a levantar sus ventas y haga dura competencia a BMW y Audi.

Y vosotros, ¿qué opinais del cambio radical en el diseño del Clase A?

3 comentarios

  1. adrian dice:

    respondiendo a la pregunta que propone Diego, gran editor por cierto, quería comentar que estoy totalmente de acuerdo con su planteamiento, Mercedes se ha arriesgado, es cierto, pero creo que la liquidez que le va a aportar fabricar este modelo, y su previsible venta masiva, ya que está situado en una gama de coches con muchos rivales pero a su altura, va a provocar que podamos seguir disfrutando por muchos años de los grandes y elegantes mercedes que vemos en las calles europeas.
    En mi humilde opinión, crear este coche ha sido la gran asignatura pendiente que acaba de aprobar mercedes, y con una muy buena nota, y tan solo le encuentro un problema, y es que no se ha hablado mucho del precio, pero por lo que se anticipa va a ser caro, por encima de sus rivales más directos, así que solo cabe esperar a que la gente pague ese “extra” que ofrece este gran clase A, y espero ver tantos como serie 1 o A3 se ven por las calles.

  2. roberto garcia dice:

    Queria saber si este modelo clase A 2012 lo sacarran tambien en tres puertas
    gracias

  3. yomismo dice:

    Por supuesto que sacarán la versión 3 puertas, de hecho el concept lo era y se veía mucho más contundente y deportivo.
    Me parece un acierto total este coche, muy por encima estéticamente al insulso serie 1 (horrendo tras el restyling.) Tiene mucha personalidad y lejos de presentarse con miedo ante los seguidores de la marca (los de clase distinguida podrían no aceptarlo y relegarlo en plan “eso no es un Mercedes”) le han colocado una enorme parrilla y un gran símbolo de la marca, como enorgulleciéndose de este nuevo coche. Será un exitazo de ventas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.