MINI Cooper S 5 puertas, presentación y prueba en Madrid

MINI Cooper S 5 puertas, presentación y prueba en Madrid

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    8 octubre 2014     Comentario     5 minutos

La tercera generación del MINI desde la adquisición de la marca por parte de BMW está siendo todo un éxito. Meses después de la presentación de la versión hatchback, ha llegado el momento del lanzamiento de la alternativa de 5 puertas.

Tras su presentación mundial la semana pasada en el Salón de París, en Highmotor ya hemos tenido la oportunidad de subirnos a bordo y poder probarlo en primera persona. Si nos acompañas, te lo contamos.

Diseño exterior

El diseño exterior del MINI de 5 puertas no difiere en exceso respecto a la variante tradicional. Se trata de una carrocería “novedosa” dentro de la marca, puesto que es la primera vez que un MINI se presenta con una carrocería “tradicional” de 5 puertas sin ser SUV. Si echamos la vista atrás, en la anterior generación disfrutamos del MINI Clubman, que aumentaba algo la practicidad del MINI al añadir una tercera puerta de apertura suicida en el lado del copiloto, mientras que el portón del maletero estaba partido en dos y la longitud total era algo superior respecto al de 3 puertas.

DSC_0569 copia

En esta ocasión, desde MINI han decidido ofrecer una carrocería más tradicional con un estilo y un diseño más parejo con el MINI hatchback. De esta manera, el MINI de 5 puertas y el de 3 son exactamente el mismo coche hasta el pilar A. La distancia entre ejes ha aumentado 72 mm respecto al MINI de 3 puertas, mientras que la longitud del voladizo trasero ha aumentado otros 89 milímetros. Además, la altura global del 5 puertas es 15 mm mayor.

Estas mejoras se traducen en una estampa más rotunda, aunque si miramos al coche de frente, será dificil -por no decir casi imposible- percatarnos de que nos encontramos ante la variante de 5 puertas. Pese a que ahora cuenta con dos puertas más, la línea de las ventanillas se ha mantenido prácticamente inalterada, de forma que, dependiendo de la perspectiva, la imagen es similar a la de un MINI tradicional.

Diseño interior y maletero

En el interior, las plazas delanteras y el salpicadero se mantienen exactamente igual que en el MINI de 3 puertas, contando eso sí con algo más de amplitud y altura. Por supuesto, seguimos disfrutando de uno de los salpicaderos más personales y originales del mercado, con una calidad que ha mejorado notablemente respecto a su antecesor. La visibilidad trasera desde el puesto del conductor es buena, si bien es posible que, dependiendo de la postura adoptada, parte del retrovisor exterior derecho quede cortado por la chapa, empeorando la visibilidad.

DSC_0587 copia

En la parte trasera, que es la que de verdad cambia, nos encontramos con dos puertas de tamaño medianamente compacto, que si bien facilitan la entrada a la segunda fila, no lo hacen todo lo que deberían. Una vez acomodados dentro, disfrutamos de un espacio más que suficiente tanto para las piernas como para la cabeza. El MINI 5 puertas está homologado para 5 pasajeros, si bien serán 4 los que viajen con comodidad, ya que la plaza central es demasiado pequeña y angosta, algo que por otra parte sucede en la mayoría de los vehículos actuales.

DSC_0589 copia

El maletero ha crecido considerablemente, ofreciendo ahora una capacidad total de 278 litros, 67 litros más que la versión de 5 puertas. Este hecho aumenta considerablemente la practicidad del MINI, ya que el maletero siempre ha sido uno de los mayores puntos negativos del modelo. Cuenta además con un práctico doble fondo, así como con la posibilidad de plegar los asientos traseros.

Comportamiento

“El MINI de 5 puertas sigue siendo igual de dinámico que el Hatchback”. Con esa afirmación tan rotunda los responsables de la marca aseguraban que la conducción de este nuevo integrante de la familia británica seguía levantando pasiones y arrancando sonrisas. Nosotros lo hemos querido comprobar en primera persona, y la verdad es que el resultado no nos ha decepcionado. Nuestra unidad de pruebas era un Cooper S 2.0 Turbo de 192 CV con cambio manual de 6 velocidades y llantas de aleación opcionales “Cone Spoke” de 18 pulgadas. La pisada del MINI en carretera sigue siendo sensacional, manteniendo ese “Go Kart Feeling” del que tanto presumen en MINI. Parte de la “culpa” la tiene el aumento de peso, que ha sido reducido al mínimo. De media, la gama MINI de 5 puertas pesa 55 kg más.

DSC_0598 copia

El coche mantiene la trayectoria en cualquier circunstancia, permitiendo sin embargo algo de juego en ambos ejes, siempre con un gran margen de seguridad. La dirección, de asistencia eléctrica, tiene un tacto puntiagudo y directo, al igual que la caja de cambios, que hace gala de un tacto y una precisión a la hora de engranar las marchas encomiable. Gracias a unos pedales relativamente juntos, es posible efectuar un punta-tacón de forma casi natural, sin pensarlo. Sin duda, la diversión está asegurada.

Sin embargo, tenemos que reconocer que el confort se resiente sobremanera en circunstancias adversas, como carreteras bacheadas o pavimento adoquinado. En las plazas traseras la incomodidad es aún más evidente debido a los rebotes del eje trasero, si bien estamos seguros de que con una configuración de llantas y suspensión menos agresiva, el confort será sensiblemente superior.

Equipamiento, precios y versiones

El MINI de 5 puertas ha comenzado a comercializarse ya en nuestro país, de forma que los concesionarios ya recogen pedidos. Las motorizaciones son las mismas que las de la variante de 3 puertas, a excepción de los modelos One, que no estarán disponible con 5 puertas. De esta forma, en gasolina serán dos las opciones: Cooper (136 CV, desde 21.450€) y Cooper S (192 CV, desde 26.850€). En diésel, serán otras dos: Cooper D (116 CV, desde 23.000€) y Cooper SD (170 CV, desde 27.650€). Estos precios suponen un incremento de 900€ respecto a la variante de 3 puertas.

El equipamiento sigue siendo igual de avanzado que en la versión Hatchback, y de serie ya incorpora elementos como el climatizador bizona, la iluminación ambiental interior o el sistema Start&Stop. Sin embargo, es posible ampliar la lista de dotación hasta límites casi insospechados, gracias a equipamiento de lo más atrayente como los faros Full LED, un sistema multimedia con pantalla de 8.8 pulgadas o el Head Up Display, entre muchos otros elementos.

Fuente | MINI
Fotografía | Daniel Valdivielso

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.