25 mayo 2012 Fotos / Vídeos espía, Urbanos

Al parecer la filial de BMW ya está probando lo que será la tercera generación de uno de los urbanos más vendidos de todos los tiempos, el MINI. En esta ocasión unos espías a sueldo han pillado a una mula de pruebas de la variante “Cooper S” en el circuito de Nürburgring, Alemania. Por mucho camuflaje que lleve, el estilo clásico de MINI es inconfundible en estas imágenes.

Los dos tubos de escape montados en el centro que sobresalen por la parte trasera también ayudan a identificar este modelo como el MINI Cooper S. Para esta generación, se rumorea que podría montar el nuevo bloque 1.6 turbo gasolina que ya utiliza el BMW 118i, con una potencia estimada de 180cv .

Evidentemente, no habrá cambios radicales, más bien hablamos de una leve evolución en el modelo para seguir estando a la última en cuanto a tecnología y diseño se refiere. El camuflaje del morro cubre a la perfección la línea impuesta en el Rocketman.

Las principales modificaciones las encontramos en la parte trasera, más concretamente en el portón del maletero. Ahora parece más abultado. Otros cambios como la anchura y el tamaño del vehículo también hacen acto de presencia en el prototipo.

Para reducir costes, el nuevo MINI F56, que así es como se le conoce en la marca, hará un buen uso de elementos que actualmente se encuentran en la Serie 1. Entre otra de las novedades, se incluirá un propulsor de bajo consumo formado por tres cilindros.

Vía | WCF


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *